Vicepresidente argentino declarará ante el juez por un caso de corrupción

El vicepresidente argentino, Amado Boudou, que recibe el sólido apoyo del gobierno de Cristina Kirchner, declara este lunes ante la justicia por supuesto tráfico de influencias para la apropiación de una empresa monopólica de impresión de billetes, cuando era ministro de Economía en 2010.

Por primera vez en la historia argentina, un vicepresidente en ejercicio es indagado y deberá presentarse a las 11H00 locales (15H00 GMT) ante el juez federal Ariel Lijo.

Lijo investiga si Boudou se adueñó a través de hombres de su entorno de la imprenta Ciccone Calcográfica, dedicada a fabricar papel moneda, para hacer negocios con el Estado y con el partido gobernante.

La justicia sospecha que Boudou "aprovechó su condición de funcionario público" para favorecer a la empresa.

Es el primer imputado que prestará declaración indagatoria en una lista de siete personas.

La citación judicial apuntó que el vicepresidente "junto a José María Nuñez Carmona, habrían adquirido la empresa quebrada y monopólica Ciccone Calcográfica, mientras era ministro de Economía (durante el primer mandato de Cristina Kirchner), a través de la sociedad The Old Fund y de Alejandro Vandenbroele, con el fin último de contratar con el Estado Nacional la impresión de billetes y documentación oficial".

La última indagatoria se realizará el 13 de junio y a partir de esa fecha el juez tiene 10 días hábiles para decidir el procesamiento o no de los imputados, dijo el centro de información judicial que depende de la Corte Suprema Argentina.

El vicepresidente hizo un pedido de última hora la mañana del lunes para que el juez le permita prestar declaración con un camarógrafo. La semana pasada el tribunal rechazó otro pedido de Boudou para que la audiencia fuera transmitida en vivo.

"Sería muy bueno tener transparencia y visibilidad respecto de esta causa de la que se ha hablado mucho. Es una excelente oportunidad para que el pueblo tome conocimiento de todas las razones y la Justicia y un juez puedan actuar sin presiones de ninguna naturaleza", señaló el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich.

Boudou, de 51 años, es un roquero de alma que toca la guitarra eléctrica, fanático de las motocicletas y un exmilitante de la derecha liberal convertido al peronismo.

El exministro de Economía, quien accedió a la vicepresidencia en 2011 tras ganar la fórmula encabezada por Cristina Kirchner con 54% de los votos, había sido citado para el 15 de julio pero él mismo pidió adelantar la fecha, afirmando querer aclarar cuanto antes su papel en el caso, en el que alega ser inocente y víctima de una campaña de medios y sectores económicos en su contra.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7