Víctimas de inundaciones en Brasil regresan a sus casas

ITAJAI, Brasil(AP). Las víctimas de las inundaciones se abrieron camino el jueves entre agua que les llegaba a la cintura para llegar a sus casas llenas de lodo en una devastada zona del sur de Brasil, donde los vecinos establecieron patrullas a fin de mantener alejados a saqueadores y se formaron filas de miles para recibir ayuda alimentaria del gobierno.

Mientras retrocedían las aguas de tormentas torrenciales luego de ocasionar al menos 99 muertes, los residentes que regresaban a sus casas arrojaban muebles y aparatos electrónicos hacia las calles de esta ciudad costera en la boca del crecido río Itajai-Acu.

El hambre y la sed estaban tan extendidos en la ciudad de 170.000 habitantes que se ordenó a la policía permitir a los residentes tomar comida y agua de las tiendas porque "la desesperación los conducía a robar", señaló Joao Carlos Santos, vocero de seguridad pública del estado.

La policía enfocó su atención en ladrones que en canoas buscaban saquear casas abandonadas.

La cifra oficial de muertes causadas por las lluvias en el estado de Santa Catarina se elevó el jueves a 99, de 97 del día previo. La mayoría de éstas se debió a deslizamientos de tierra. Se reporta oficialmente 19 personas desaparecidas.

Las autoridades señalaron que el número de fallecimientos podría subir hasta 150.

"Hay aún mucha gente sepultada bajo toneladas de lodo, el cual se deslizó por las laderas de montañas como si se hubiera derramado un pudín de chocolate", dijo en entrevista con la AP Ronaldo Benedeti, jefe de seguridad pública del estado de Santa Catarina.

Ocho ciudades que quedaron aisladas desde el pasado fin de semana fueron reconectadas a la civilización mientras trabajadores retiraban montones de tierra y árboles que bloqueaban las carreteras. Pero aproximadamente 79.000 personas continúan desplazadas, 41.000 de ellas en Itajai.

El agua potable era escasa en la zona de desastre y funcionarios de salud pública temían un posible brote de leptospirosis, una enfermedad en ocasiones fatal que se propaga por exposición a agua contaminada con orina de animales infectados.

Docenas de gallinas estaban posadas sobre los techos de casas inundadas en Itajai mientras residentes se abrían paso entre el agua tratando de salvar sus pertenencias.

Funcionarios señalaron que había riesgo de mas deslizamientos de lodo fatales debido a que la tierra está aún saturada por una llovizna continua. Los meteorólogos señalaron que el sol podría salir nuevamente hasta el domingo.

El gobierno de Brasil transportó por vía aérea toneladas de suministros a las áreas más dañadas de Santa Catarina mientras camiones cargados con comida y ropa donadas comenzaron a avanzar por los caminos que antes estaban bloqueados por lodo.

La zona también enfrenta una devastación económica total justo antes de la normalmente activa temporada de ventas navideñas y una inevitable paralización de la fuerte actividad turística de enero durante el verano sudamericano, dijo Antonio Edmundo Pacheco, presidente de la Cámara de Comercio de Santa Catarina.

El cierre del puerto de Itaiju debido al daño por la inundación a los muelles causó una pérdida de 400 millones de dólares en ingresos en menos de una semana, señaló Pacheco.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes