Víctimas de sacerdotes pederastas marchan al Vaticano

ROMA (AP) — Personas de una decena de países que sufrieron violaciones o abuso sexual a manos de sacerdotes cuando eran niños se reunieron el domingo en Roma para realizar una marcha nocturna por el Vaticano.

La procesión a la luz de las velas culminaba con la colocación de una piedra —una por cada víctima y que fue traída desde sus países— en una pila de la misma forma que los alpinistas lo hacen en los caminos de las montañas para mostrarle a otros la ruta a seguir.

Los organizadores también repartieron camisetas que decían ¡Ya basta! en inglés, italiano y alemán. El grupo exige que Naciones Unidas reconozca el abuso sexual sistemático de niños como un crimen contra la humanidad.

En una conferencia de prensa antes de la marcha, las víctimas contaron uno a uno los sufrimientos que han vivido luego de ser objeto de abusos cuando eran niños y adolescentes. Muchos recordaron años de adicción a las drogas y el alcohol, desórdenes alimenticios y otros problemas psicológicos y emocionales.

"Durante 50 años pensé que era la única persona en el mundo que había sufrido abusos a manos de un sacerdote católico", dijo Sue Cox, de 63 años, originaria de Warwickshire, en Gran Bretaña. Cox aclaró: "Violada por un sacerdote católico, no 'abusada', pues lo que hizo fue violarme y eso es diferente".

"Me tomó 50 años encontrar mi voz, pero lo logré y quiero seguir hablando en nombre de las personas que quizá no sean capaces de expresarse o que no han podido enfrentar el temor, la culpa y la vergüenza que sienten los supervivientes", agregó.

Los organizadores dijeron que esperaban la asistencia a la marcha de unas 300 personas de más de 10 países. Fue una iniciativa creada por ciudadanos que buscan realizar algo similar en un año.

Aproximadamente 50 estudiantes de un instituto católico para los sordos en Verona, Italia, se unieron a la protesta. El Vaticano se negó a permitirles reunirse en la Plaza de San Pedro, al igual que lo suele hacer con otras protestas, pero los manifestantes se reunirán cerca y caminarán hacia sus puertas.

La manifestación fue organizada por dos hombres de Boston, Gary Bergeron y Bernie McDaid, que fueron agredidos sexualmente por el mismo sacerdote cuando cursaban el sexto grado de primaria.

En 2003 se reunieron con el segundo hombre del Vaticano en Roma y cinco años después McDaid se convirtió en la primera víctima de abusos que se reunió con el papa Benedicto XVI durante el viaje del pontífice por Estados Unidos.

Tras ocho años del surgimiento del escándalo en Estados Unidos, McDaid y Bergeron dijeron que el Vaticano no ha hecho lo suficiente para asumir su responsabilidad, ni se ha puesto en contacto con las víctimas o ha implementado programas de prevención universal para asegurar que los niños estén protegidos.

Ambos crearon la organización no lucrativa Fundación Voz de los Supervivientes para reunir a otras víctimas de pederastia en el mundo.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes