Violenta redada naval israelí genera condena internacional

ANKARA, Turquía (AP). Turquía retiró este lunes su embajador de Israel y pidió una sesión de emergencia del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, mientras aumentaban en Europa, el mundo árabe y América latina las condenas por la mortal redada israelí contra una flota humanitaria propalestina en aguas internacionales.

La crisis llevó al primer ministro turco Recep Tayyip Erdogán a cancelar la visita oficial a Chile que debía iniciar el martes, para regresar de forma abrupta a su país, donde unas 10,000 personas marcharon para protestar contra el ataque.

Brasil, Argentina y Venezuela pidieron una investigación y condenaron en términos duros la acción israelí contra el barco que llevaba ayuda humanitaria para la Franja de Gaza, que sufre un bloqueo de tres años impuesto por Israel y Egipto.

"No hay justificación para una intervención militar en una flotilla pacífica, de carácter estrictamente humanitario", dijo la cancillería brasileña en un comunicado. "El hecho es agravado por haber ocurrido, según la información disponible, en aguas internacionales".

El gobierno expresó su preocupación porque la brasileña Iara Lee viajaba en la flotilla y dijo que el canciller Celso Amorim ordenó que se haga todo lo posible para localizarla.

Argentina condenó en un comunicado "el ataque perpetrado en aguas internacionales" y pidió "una completa y exhaustiva investigación". Llamó además "al cese inmediato de actos de violencia que agravan la situación en el Medio Oriente y al levantamiento del bloqueo a la población de Gaza".

El presidente venezolano Hugo Chávez condenó a través de un comunicado el hecho, que consideró como una "brutal masacre". Dijo que continuará denunciando "la naturaleza terrorista y criminal del gobierno de Israel".

Por otra parte, el presidente de la cadena regional de noticias Telesur, Andrés Izarra, denunció la detención de David Segarra, periodista de ese medio, quien se encontraba a bordo de la flota humanitaria.

Izarra dijo a la estatal Venezolana de Televisión (VTV) que Segarra se encuentra en buen estado de salud, pero que se desconoce su paradero debido a la incomunicación a que está sometido.

Erdogán, que calificó la redada de "terrorismo de Estado", terminó una accidentada gira latinoamericana en la que había cancelado una visita de dos días a Buenos Aires, tras la suspensión de un homenaje al fundador del estado moderno turco por presión de grupos armenios.

El mandatario pidió reuniones de emergencia de la OTAN y el Consejo de Seguridad. Dijo que Israel violó las leyes internacionales y demostró que no quiere paz en Medio Oriente.

"Este ataque es terrorismo de Estado, violando la ley internacional", dijo. "Debe saberse que no vamos a permanecer en silencio ante este terrorismo de estado inhumano".

Turquía era desde hace tiempo un aliado de Israel en una región donde éstos escasean, pero en los últimos tiempos la tensión bilateral ha crecido.

Unos 10,000 turcos marcharon desde el consulado israelí a una importante plaza de Estambul mientras coreaban: "¡Israel, asesino, te ahogarás en la sangre que derramas!". Una organización humanitaria musulmana turca había patrocinado la flotilla de seis barcos que llevaba unos 700 activistas.

También hubo protestas en la capital jornada, Ammán, donde 1,000 personas pidieron terminar las relaciones diplomáticas con Israel, en otras capitales de Medio Oriente, en la bosnia Sarajevo, la griega Tesalónica y en Karachi, Pakistán.

Jóvenes palestinos que protestaban por la operación militar lanzaron botellas y piedras a soldados israelíes en un cruce fronterizo al norte de Jerusalén. El negociador palestino Saeb Erekat dijo que la redada fue un "crimen de guerra".

Países europeos, de donde venían muchos de los activistas, expresaron su condena por el uso de la fuerza y la Unión Europea pidió que Israel condujera una investigación sobre lo sucedido.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes