Violentos enfrentamientos en Libia; 31 muertos

TRIPOLI, Libia (AP). El jefe de estado mayor de Libia renunció el domingo a raíz de que una unidad de militares de élite tomó control de una base de milicias progubernamentales después que murieron 31 personas en enfrentamientos en la ciudad de Bengasi.

Los acontecimientos pusieron de manifiesto el caos de seguridad reinante en Libia más de un año y medio después que el antiguo dictador Moamar Gadafi fue depuesto en una guerra civil.

La violencia estalló el sábado cuando los manifestantes irrumpieron en una base perteneciente al Escudo Libia, un grupo de milicias progubernamentales encargadas de mantener la seguridad. Los manifestantes exigían que las milicias dejaran su campamento y se sometieran a la autoridad de las fuerzas de seguridad de Libia.

Aún no está claro qué bando disparó primero. Las autoridades libias dieron muy pocos detalles de los enfrentamientos.

Los testigos dijeron que algunos de los manifestantes estaban armados cuando entraron al campamento, que es la principal base de Escudo Libia. Al parecer los milicianos fueron abrumados numéricamente por cientos de manifestantes que se congregaron frente a las vallas.

Funcionarios de un hospital dijeron que entre los muertos había muchos manifestantes. Muchos de ellos fueron sepultados el domingo. Los funcionarios dieron declaraciones anónimamente por carecer de autorización para hablar con los periodistas.

El director del hospital al-Jala de la ciudad, Mohamed Belied, dijo el domingo que las muertes fueron causadas por disparos y fragmentos de artefactos explosivos. Dijo que decenas de personas sufrieron heridas.

La renuncia del jefe de estado mayor del Ejército, el general Youssef al-Mangoush fue el resultado inmediato del inusual alto número de muertos en los enfrentamientos de Bengasi.

Los oficiales militares habían protestado contra al-Mangoush durante semanas, acusándole de corrupción y por no cumplir con ejercer autoridad sobre los milicianos. Se cree que algunos milicianos estaban a favor de que al-Mangoush continuara en su puesto porque no había podido reemplazarlos con una fuerza más unificada.

Bengasi, que es el lugar donde se inició la rebelión que encabezó el derrocamiento de Gadafi, fue el sitio del ataque del 11 de septiembre del año pasado, a la misión estadounidense donde murió el embajador Chris Stevens y otros tres estadounidenses.

El primer ministro Ali Zidan dijo en una declaración _publicada en la mañana del domingo después que hizo un breve recorrido por los pueblos del occidente de Libia_ que los sucesos eran "tristes y dolorosos" e instó a los habitantes a que sean cautelosos y a que ejerzan el control por sí mismos.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes