Votantes de Miami alzan su voz al desplazar al alcalde

MIAMI ( AP). Con la decisión de remover de su puesto al alcalde Carlos Alvarez, la población del condado de Miami-Dade alzó su voz para exigir cambios y demostró que no está dispuesta a tolerar que los funcionarios gobiernen sin escucharla, dijeron el miércoles expertos y políticos.

Poco más de 204,000 residentes de Miami-Dade acudieron a un referendo revocatorio disgustados por un incremento de los impuestos a la propiedad y un aumento de sueldo a los empleados públicos en momentos que el condado intenta recuperarse de una fuerte recesión económica.

El 88% de los electores votó para destituir a Alvarez en un referendo que ha sido calificado como " histórico" ya que Miami-Dade es el área de mayor importancia demográfica _ con más de 2,5 millones de personas_ que haya removido a un funcionario local.

Sólo un 12% de los votantes estuvo a favor de que el alcalde terminara su segundo mandato, que concluía en el 2012, de acuerdo con las estadísticas oficiales difundidas al terminar el referendo, el martes en la noche.

" El bolsillo del contribuyente se empezó a defender ayer mismo cuando el pueblo dijo basta ya a la malversación y al despilfarro", expresó Hernán Santiesteban, presidente de la organización "Impuestos justos para todos", una de las que apoyó el proceso revocatorio.

" Hoy amanece el condado con un nuevo futuro y este es el principio de una serie de cambios absolutamente necesarios para que esta situación caótica que estamos viviendo se termine", consideró Santiesteban en declaraciones a la radio WURN- Actualidad 1020.

Los esfuerzos para sacar a Alvarez fueron encabezados por el multimillonario Norman Braman desde finales de septiembre del 2010.

Aprovechando el malestar popular por el alza impositiva, Braman _dueño de una concesionaria de automóviles_ encabezó un movimiento para destituir a Alvarez, un ex jefe policial.

El alcalde intentó en dos oportunidades bloquear en la justicia el referendo revocatorio, sin éxito. Defendió también públicamente su política y la decisión de aumentar los impuestos a la propiedad, y dijo hasta último momento que no se arrepentía de sus acciones.

El martes, tras conocer los resultados del referendo, Alvarez dijo que " el tiempo de reconciliación debe comenzar ahora".

Braman, por su parte, expresó su satisfacción por el resultado, aunque dijo que no había motivos para festejar.

" El mensaje que sale de esta jornada es que la gente quiere un gobierno responsable, un gobierno diferente al que tenemos", declaró el empresario a la prensa local.

" El gobierno tiene que responder a las necesidades de la comunidad", consideró.

Alvarez deberá abandonar su puesto cuando el resultado de las elecciones sea convalidado por una comisión del condado, probablemente el viernes.

La legislatura del condado deberá resolver entonces si nombra un alcalde interino que termine con el mandato de cuatro años de Alvarez, o si convoca a una elección especial. Los comisionados tienen 30 días para resolverlo.

Varios candidatos han manifestado ya su intención de postularse para el puesto, entre ellos el alcalde de la ciudad de Hialeah, Julio Robaina; el comisionado del condado Carlos Gimenez, y el ex legislador estatal Marcelo Llorente.

Junto con Alvarez fue desplazada también en el revocatorio, la legisladora local Natacha Seijas, considerada durante años una de las comisionadas más poderosas del condado.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes