Vuelos llevarán asistencia a ciudad inundada en Australia

BRISBANE, Australia (AP). Aviones militares se disponían el lunes a trasladar a toda prisa asistencia para una ciudad en Australia antes de que ésta quede aislada totalmente por las inundaciones que han dejado cerca de 200,000 afectados en el noreste del país.

En total han muerto tres personas desde el sábado en el estado de Queensland, aunque otras más se ahogaron en incidentes separados debido a ríos crecidos y desbordamientos desde comenzaron las fuertes lluvias en noviembre. En total han muerto 10 personas, según la policía.

El ministro de Defensa interino, Warren Snowdon, dijo que un avión militar de carga, un C-130, despegará el lunes con alimentos, suministros médicos y otros artículos para la ciudad costera de Rockhampton, en Queensland.

El avión llevará los materiales a un poblado al norte de Rockhampton y serán trasladados en camiones a la ciudad de 75,000 habitantes. Otro vuelo seguirá el martes si continúa abierta la carretera hacia Rockhampton, agregó.

Las crecidas del río Fitzroy obligaron el cierre del aeropuerto de Rockhampton e interrumpieron el tráfico en la principal carretera que conduce a Brisbane, la capital de Queensland.

Después de las crecidas y desbordamientos de ríos, las corrientes inundaron al menos 22 poblados y ciudades en la región, dedicada a la ganadería y al cultivo de frutas y verduras. Las aguas se drenan lentamente hacia la costa.

Las autoridades del estado dijeron que unas 200,000 personas han sido afectadas por las inundaciones.

La primera ministra Julia Gillard dispuso el lunes medidas de asistencia para los afectados, como la concesión de créditos con intereses bajos a los agricultores para que emprendan las labores de limpieza y reactiven sus actividades.

"Este es un desastre natural enorme y la recuperación necesitará bastante tiempo", expresó Gillard a la prensa. Los daños podrían ascender a cientos de millones de dólares, apuntó.

Los residentes de Rockhampton abandonaron sus hogares y se refugiaron en centros de asistencia ubicados en zonas altas. El alcalde Brad Carter dijo que las inundaciones afectan casi 40% de la ciudad y los residentes podrán volver a sus hogares dentro de dos semanas, cuando menos.

Las autoridades advirtieron que las aguas del Fitzroy continuarán elevándose hasta la noche del martes o la mañana del miércoles. Los residentes vaciaron los anaqueles de comidas y agua embotellada de los supermercados en los últimos días.

El superintendente en jefe Alistair Dawson dijo que la víctima más reciente de las inundaciones fue un hombre que se ahogó el lunes cuando una corriente arrastró el vehículo en el que viajaba en la localidad de Aramac, en el centro de Queensland.

La policía dijo en un comunicado la mañana del lunes que recuperó el cadáver de un hombre al que se había visto el sábado en su bote, el cual fue arrastrado por una crecida en otra parte del estado.

En otro suceso, también el sábado, una mujer de 41 años murió frente a su familia al ser arrastrada cuando intentaba cruzar con su vehículo una carretera inundada.

Las intensas lluvias que cayeron antes de la Navidad causaron las inundaciones que cubren una zona del tamaño de Francia y Alemania juntas en el noreste.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes