WikiLeaks expone sobornos de empresa de armas en Arabia Saudí

LONDRES (AP). La empresa de defensa BAE Systems PLC, con oficinas centrales en Gran Bretaña, sobornó a autoridades de Arabia Saudí para conseguir contratos millonarios de armas, de acuerdo con un telegrama diplomático estadounidense filtrado y difundido en WikiLeaks.

La entidad británica que combate los fraudes había dicho en 2007 durante una reunión privada de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), efectuada en París, que tenía pruebas de que la BAE, la mayor contratista de defensa de Europa, había entregado más de 70 millones de libras (113 millones de dólares) a un príncipe saudí.

El príncipe tenía influencia para que Arabia Saudí aceptara contratos mediante los cuales se le venderían jets caza, según el mensaje diplomático de la embajada de Estados Unidos en Francia. WikiLeaks difundió el viernes en su cibersitio el telegrama que tenía fecha de 2007.

La entonces directora adjunta de la Oficina para Fraudes Graves, Helen Garlick, dijo ante la reunión que otros pagos "importantes" se hicieron a autoridades saudíes de alto rango no identificados y a agentes en el exterior al servicio del gobierno saudí, según el mensaje.

La Oficina para Fraudes Graves (SFO por sus siglas en inglés) también "descubrió representaciones falsas de la BAE para ocultar sus tratos corruptos, que conforme a la ley británica, podrían constituirse en asociación ilícita para la comisión de fraude", de acuerdo con el mensaje.

La BAE no refutó el domingo de manera explícita el contenido del cable, pero dijo en un comunicado que no se han presentado en su contra cargos de soborno o de corrupción. La firma dijo que ha mejorado sus políticas que garantizan el proceder responsable de sus directivos.

Los negocios en el extranjero de la BAE son vigilados desde hace tiempo debido a acusaciones de corrupción.

La SFO había emprendido una investigación sobre los contratos que la BAE concertó en la década de 1980 ante presuntas acusaciones de que entregó sobornos para concretarlos con Arabia Saudí, pero en 2006 retiró la pesquisa ante las objeciones del país árabe.

Jonathan Jones, integrante de la delegación británica que asistió a la reunión en París, dijo que la investigación tenía que ser cancelada debido a que el Reino Unido no debía perder la cooperación de Arabia Saudí, una fuente importante de información sobre al-Qaida, según el telegrama.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes