Xi alienta reforma económica en cumbre con Corea del Norte

El presidente de China, Xi Jinping, ofreció su apoyo para que Corea del Norte se concentre en el desarrollo económico durante un discurso en Pyongyang, abordando un tema que Beijing ha tratado durante mucho tiempo con su vecino comunista en medio de preocupaciones más amplias sobre el programa de armas nucleares norcoreano.

En su discurso durante un banquete el jueves por la noche, Xi destacó que bajo el mando de Kim Jong Un la nación "inició una nueva línea estratégica de desarrollo económico y mejora de la calidad de vida de la población, elevando la construcción socialista a un nuevo máximo ", reportó la agencia de noticias oficial de China, Xinhua.

Xi partió de Corea del Norte a primera hora de la tarde del viernes, según medios estatales chinos. Una imagen publicada en la app para celulares de la televisora ​​estatal CCTV mostró a gente despidiéndose de su Boeing 747 de Air China en la pista del aeropuerto de Pyongyang.

En la capital norcoreana, Xi, acompañado por Kim y sus esposas, realizó también una ofrenda florar en el monumento a los soldados chinos que murieron en la Guerra de Corea (1950-1953). La intervención de China en el conflicto impidió la derrota de las fuerzas del Norte ante las de Estados Unidos y otras agrupadas bajo el mando de Naciones Unidas.

"Transmitiremos la amistad entre China y Corea del Norte de generación en generación, consolidaremos y desarrollaremos la causa socialista de los dos países, enriqueceremos a nuestros ciudadanos y promoveremos la paz, la estabilidad, el desarrollo y la prosperidad regionales", dijo Xi.


La moribunda economía norcoreana mostró algunos avances recientemente, pero sigue dependiendo en gran medida de la ayuda exterior, principalmente de China, y la seguridad alimentaria es una preocupación constante. Beijing aceptó las sanciones económicas impuestas por la ONU al programa nuclear y de misiles del Norte, pero recela de cualquier medida que pueda abocar a su economía al colapso, lo que podría generar inestabilidad y caos en su frontera.

El discurso de Xi también abordó la cuestión nuclear. El líder chino señaló que todas las partes acordaron "aferrarse a las conversaciones de paz para hacer contribuciones aún mayores a la paz, la estabilidad y la prosperidad en la región y en el mundo", según Xinhua.

 

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes