Yemen: Matan a manifestantes, Salé promete partir del país

SANA (AP). El presidente saliente de Yemen, Alí Abdalá Salé, dijo el sábado que viajará próximamente a Estados Unidos para "serenar el ambiente" en su país, luego de que fuerzas comandadas por su hijo y su sobrino abrieron fuego sobre una multitud estimada en 100,000 manifestantes y mataron por lo menos a ocho.

El declaraciones a la prensa, Salé no aclaró cuándo partiría. Funcionarios de su gobierno dijeron que preveían su partida poco después de firmar un acuerdo en noviembre por el cual entregaba el poder a su vicepresidente y prometía renunciar.

El vicepresidente creó un gobierno de unidad nacional que planea elecciones en febrero, pero la oposición acusa a Salé de ejercer influencia tras las bambalinas a través de elementos leales a él que permanecen en el poder.

Más de 100,000 manifestantes que llegaron a la capital de Yemen luego de una marcha de cuatro días desde otra ciudad fueron atacados por soldados de una fuerza elite leal Salé, que dispararon sus fusiles, cañones de agua y gas lacrimógeno. Autoridades médicas dijeron que murieron al menos ocho manifestantes.

Los manifestantes habían marchado desde Taiz, una ciudad 270 kilómetros al sur que ha sido un importante centro de la oposición. La protesta, llamada Marcha de la Vida, buscaba presionar al nuevo gobierno para que no otorgue inmunidad a Salé.

La violencia puso de manifiesto la continuidad de la agitación política en Yemen incluso después de que Salé firmó un acuerdo respaldado por Estados Unidos y Arabia Saudí el mes pasado por el cual entregó el poder a su vicepresidente y se comprometió a renunciar a cambio de completa inmunidad.

Los manifestantes que han protestado en masa en los últimos 10 meses rechazaron el acuerdo, demandando que Salé sea enjuiciado por su sangrienta represión al movimiento opositor.

Al mismo tiempo, Salé parece seguir ejerciendo influencia por medio de sus familiares y amigos en cargos de poder, incluso después de que el vicepresidente Abed Rabbo Mansur Hadi formó un gobierno de unidad entre la oposición y el partido oficial. Fuerzas leales a Salé han desafiado órdenes de retirarse de las calles de Saná, tras vencer el sábado el plazo para que lo hicieran.

Los manifestantes el sábado trataban de pasar por la avenida en la que está ubicado el palacio presidencial cuando se encontraron en la entrada sur de la capital por una fuerza de la Guardia Republicana, que es comandada por el hijo de Salé, y fuerzas de Seguridad Central, encabezadas por el sobrino de Salé, apoyadas por tanques.

Los soldados dispararon para dispersar la muchedumbre, que respondió lanzando piedras.

Un médico que estaba en el lugar, Mohammed el-Qoutbi, dijo que tres manifestantes, incluyendo una mujer, resultaron muertos y más de 30 personas fueron heridas por balas y gas lacrimógeno.

Por la noche, Hadi le ordenó a la Guardia Republicana y otras fuerzas de seguridad que abrieran paso para dejar que prosiguiera la marcha. Las fuerzas finalmente obedecieron.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes