Yemen: manifestaciones, Taez en manos de opositores y 30 muertos

SANÁ (AFP). Los jóvenes se preparaban el martes a manifestar en Saná contra el retorno del cuestionado presidente hospitalizado en Riad, mientras en Taez opositores tomaron el control de casi toda la ciudad y en Zinjibar murieron 30 miembros de Al Qaida, según las autoridades.

Treinta "miembros de Al Qaida", entre ellos uno de sus jefes locales, murieron en combates alrededor de la ciudad de Zinjibar (sur), en manos de insurgentes sospechosos de estar relacionados con Al Qaida, anunció el martes el ministerio yemenita de Defensa.

Antes se había indicado que 15 personas, entre ellas nueve militares, habían muerto en un asalto lanzado por el ejército contra Zinjibar, según fuentes médicas el martes.

En Zinjibar, los combates se llevaron a cabo en la noche a la entrada de la ciudad que cayó el 29 de mayo en manos de extremistas que se reclaman de una organización desconocida, los Partidarios de la Sharia, y presentados por las autoridades como combatientes de Al Qaida.

En la capital Saná, jóvenes contestatarios que acampan en la "Plaza del Cambio" se disponían a participar en una manifestación en la tarde contra el regreso de Saleh.

Los manifestantes se trasladarán luego a la casa del vicepresidente, Abdel Rabbo Mansur Hadi, para "reclamar la instalación de un consejo presidencial transitorio", según los organizadores.

"Los jóvenes manifestamos nuestro júbilo con relación a la salida de Saleh, pero hemos decidido manifestar tras el anuncio del próximo regreso del ex presidente, para que lo sepa la comunidad internacional", declaró a la AFP Wassim al Qirchi, uno de los dirigentes de los jóvenes.

"Es libre de regresar, pero como simple ciudadano", agregó.

Taez, foco de protesta situado 270 km al suroeste de Saná y una de las primeras ciudades en levantarse contra Saleh, está en manos de los rebeldes, según un jefe tribal.

"Taez está en manos de los rebeldes", afirmó a la AFP el jeque Hammud Said al Mejlafi, jefe del consejo tribal de Taez.

Un fotógrafo de la AFP constató que casi toda la ciudad estaba en manos de hombres armados y de comités de vigilantes.

Elementos leales siguen presentes en el palacio presidencial, en el Cuartel general de las fuerzas de seguridad y en el hospital de la revolución, según ese fotógrafo.

Las autoridades desmintieron que Taez esté en manos de los opositores.

El jeque Mejlafi indicó que elementos tribales armados fueron desplegados en la ciudad "para proteger a los manifestantes pacíficos (...) después del genocidio" cometido según él por las fuerzas del régimen.

Más de 50 manifestantes murieron el 30 de mayo según las Naciones Unidas durante el desmantelamiento por la fuerza de una acampada de opositores en la Plaza de la Libertad en la ciudad.

"Como tribus, nos hemos desplegado alrededor de las instalaciones gubernamentales (...) que controlamos actualmente para protegerlas de bandidos", agregó el jefe tribal.

Según él, los enfrentamientos continuaron hasta el martes con las tropas partidarias de Saleh, en especial la Guardia Republicana, y la Seguridad central.

Los enfrentamientos habían estallado hace varios días en Taez entre, de un lado la Guardia republicana y las fuerzas leales a Saleh, y del otro, milicianos que afirman querer proteger a los manifestantes.

Herido el viernes en un atentado, el presidente yemenita fue operado en un hospital de Riad y su regreso está previsto en los "próximos días", según el vicepresidente.

La oposición parlamentaria se mostró determinada a impedir su regreso.

La Casa Blanca afirmó el lunes que una "transición inmediata" del poder en Yemen "interesa mucho" a los habitantes de ese país.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes