Zapatero rechaza consulta separatista en el País Vasco

MADRID (AP). El presidente de gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, rechazó nuevamente el martes la propuesta de las instituciones autonómicas del País Vasco de convocar un referéndum separatista en octubre de este año.

Tras más de dos horas y media de reunión entre Zapatero y el presidente regional vasco, Juan José Ibarretxe, la negociación entre ambos sigue en punto en muerto. Mientras el jefe del ejecutivo defiende el actual estatus jurídico del País Vasco dentro de España, Ibarretxe insiste en pactar un calendario que permita a este territorio alcanzar la llamada autodeterminación.

A pesar de la rotunda negativa de Zapatero, el presidente vasco volvió a poner encima de la mesa su hoja de ruta y dijo, al término de la reunión, que seguirá adelante con su propuesta y que todavía mantiene "la esperanza de alcanzar un acuerdo". El plan diseñado prevé una consulta popular a los ciudadanos del País Vasco sobre su futuro político, que el parlamento vasco convocaría en junio para realizarlo el próximo 25 de octubre.

"Sigo con la mano tendida y un afán constructivo, pero me he encontrado a un presidente a la defensiva", dijo Ibarretxe.

Pero a pesar de los recelos y la insistencia del presidente vasco, Zapatero no ha movido un ápice su postura desde la presentación de este proyecto soberanista hace ahora casi dos años. Considera que es ilegal, ya que la ley española sólo autoriza al ejecutivo central y no a uno regional a convocar un referéndum, y que no tiene nada que dialogar. "El gobierno no respalda cualquier iniciativa que no respete nuestra Constitución", explicó en una rueda de prensa que mantuvo por separado al término de la entrevista.

Aunque no precisó los mecanismos con los que trataría de frenar la consulta, si Ibarretxe persiste en la idea de celebrarla, sí dejó claro que tomará las medidas necesarias para evitarlo. "Que nadie tenga dudas. No se producirá ningún referéndum", explicó. El presidente español pidió sensatez a las instituciones regionales vascas y se mostró dispuesto a seguir cooperando y negociando, siempre dentro de la legalidad, la concesión de más autogobierno.

Esta reunión, la novena que mantienen desde que Zapatero fuera investido presidente en 2004, se produjo después de una violenta campaña de la banda terrorista vasca ETA, que hace una semana asesinó a un policía en un pueblo de País Vasco y el domingo voló con un coche un bomba un edificio cerca de Bilbao.

Desde la ruptura del alto el fuego por parte de ETA en diciembre de 2006, el grupo ha cometido más de 20 atentados, en un intento, según los expertos, de arrogarse un papel protagonista mientras los políticos tratan de resolver un conflicto que se prolonga ya durante décadas.

Más salvaje que nunca llega la 6ta temporada

¿Quieres comer en los mejores restaurantes?

Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes