Zapatero remodela su gobierno; Moratinos fuera

MADRID (AP). El presidente español José Luis Rodríguez Zapatero anunció este miércoles una amplia reforma de su gobierno, que incluyó suprimir dos ministerios y sustituir a varios baluartes del ejecutivo socialista desde 2004, incluidos el canciller Miguel Angel Moratinos y la vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega.

Después de lograr al apoyo a los presupuestos, Zapatero afirmó que con esta crisis de gobierno, que pasa de 17 a 15 ministerios, pretende dar un impulso político en la recta final de la legislatura, que culmina en 2012.

"Se dan las condiciones para volcarse con esfuerzo renovado en la que debe ser la tarea prioritaria del gobierno de España en estos momentos: completar las reformas económicas y sociales en marcha para acelerar la recuperación de la economía y del empleo", dijo Zapatero en rueda de prensa.

De la Vega, la primera mujer vicepresidenta de la historia democrática de España, deja el cargo al que llegó tras la victoria electoral de Zapatero en 2004. La vicepresidencia y portavocía del gobierno pasan a manos de Alfredo Pérez Rubalcaba, que mantiene la cartera de Interior y se convierte en el nuevo hombre fuerte del ejecutivo.

"Mi agradecimiento no se puede expresar sólo con palabras", señaló Zapatero sobre De la Vega. "Va a dejar una huella imborrable en este país".

Moratinos, canciller desde 2004, abandona Exteriores, cuya nueva titular es Trinidad Jiménez, quien fuera secretaria de Estado para Iberoamérica. A su vez, Jiménez abandona la cartera de Sanidad, que pasa a ocupar Leire Pajín, hasta ahora "número tres" del Partido Socialista.

Moratinos, 59 años, ha sido otro de los pesos pesados del gobierno español. Y como jefe de la diplomacia fue uno de los principales artífices a la hora de tender puentes e impulsar la relación con América Latina, muy deteriorada en la última etapa de la administración conservadora de José María Aznar (1996-2004).

Zapatero también nombró al socialista vasco y eurodiputado en Bruselas Ramón Jauregui nuevo ministro de la Presidencia y a Rosa Aguilar, ministra de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino en sustitución de Elena Espinosa, otra de las mujeres que había acompañado al presidente español desde su primer mandato.

El nuevo Ministro de Trabajo e Inmigración es Valeriano Gómez, que reemplaza a Celestino Corbacho, muy desgastado tras la huelga general del pasado 29 de septiembre convocada por los sindicatos de izquierdas en contra de la reforma laboral.

Por último, Zapatero anunció la supresión de los ministerios de Igualdad, que se integra en Sanidad, y de Vivienda, cuyas competencias asume Fomento. Sus respectivas responsables Bibiana Aído y Beatriz Corredor abandonan el ejecutivo.

Esta crisis de gobierno es la octava de la era Zapatero y también la más profunda. En seis años al frente del ejecutivo, el presidente español ha nombrado 38 ministros diferentes y de su primera administración en 2004 sólo sobrevive la ministra de Economía, Elena Salgado.

El jefe de gobierno había anticipado su intención de hacer algún retoque, pero la remodelación de tantas carteras y la sustitución de figuras clave como Moratinos o De la Vega tomó por sorpresa a la opinión pública.

Zapatero justificó su decisión en la necesidad de acometer cambios "cada cierto tiempo" para "ganar energía e impulso". Según los analistas y medios de comunicación locales, el presidente quiere combatir la mala imagen y el desgaste que recogen todas las encuestas debido a la crisis económica y el desempleo, que sigue en el 20%.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes