Zelaya acusa a militares de "golpe" y "secuestro"

TEGUCIGALPA (AP) — El presidente de Honduras Manuel Zelaya dice que su detención por grupo de soldados fue "un golpe" y un "secuestro".

Zelaya habló a una estación de televisión costarricense, diciendo que estaba en el aeropuerto de San José, la capital de Costa Rica.

Tras ser detenido por tropas hondureñas, Zelaya aseguró que no reconocerá ningún intento de nombrar a alguien en su reemplazo.

El mandatario agregó que se reunirá con diplomáticos y enfatizó que quiere cumplir su período presidencial hasta el final, en enero del 2010, para lo que llamó a negociaciones.

Zelaya fue detenido por soldados el domingo temprano, horas antes de que iniciara la encuesta a la que convocó para consultar a la población sobre una posible reforma constitucional, una medida a la que se opusieron gran parte de los demás miembros del gobierno hondureño.

En Washington, la Organización de los Estados Americanos (OEA) inició una reunión extraordinaria el domingo para hablar sobre el tema.

El presidente, Daniel Ortega, dijo el domingo que gestiona adelantar la reunión presidencial del Sistema de Integración Centroamericana para intentar restituir al poder a su colega hondureño.

El presidente estadounidense Barack Obama dijo el domingo que está "muy preocupado" por los informes sobre la detención y expulsión de Zelaya.

"Pido a todos los actores políticos y sociales en Honduras que respeten las normas democráticas, el estado de derecho y los principios de la Carta Democrática Interamericana. Cualquier conflicto y disputa deben resolverse pacíficamente a través de un diálogo libre de cualquier interferencia externa", agregó.

Aviones y helicópteros militares sobrevuelan la capital, mientras la capital y las principales ciudades del país están a oscuras.

El problema dejó fuera también a la mayoría de las estaciones de radio noticiosas. Problemas similares se presentan en los teléfonos celulares, quizás por el uso exagerado de los clientes.

No se sabe si las fuerzas armadas controlarán el poder por los siete meses que le faltaban a Zelaya o lo entregarían al poder legislativo.

La ley establece que en caso de ausencia del presidente quien asume el cargo es el presidente del Congreso, que sería Roberto Micheletti, correligionario de Zelaya, pero opositor del mandatario.

Un aliado del presidente, el dirigente campesino Rafael Alegría, dijo a Radio Cadena de Noticias: "Se trata de un golpe de Estado... eso es lamentable".

Decenas de simpatizantes llegaron a la Casa Presidencial, que desde temprano fue ocupada por los soldados, gritando consignas a favor de Zelaya y quemando neumáticos. Se ignora si están detenidos los principales colaboradores de Zelaya.

Zelaya destituyó el jueves al máximo jefe militar, general Romeo Vásquez, por negarse a cooperar en su consulta para impulsar reformas constitucionales. Aceptó la renuncia por igual motivo del ministro de Defensa, Edmundo Orellana, pero la Corte Suprema y el Congreso restituyeron al oficial.

La consulta no era supervisada por el Tribunal Supremo Electoral, el único organismo estatal para hacerlo. Fue rechazada por la Corte Suprema, la fiscalía general, el Congreso, la procuraduría general.

Los militares gobernaron 18 años a Honduras, entre 1956 y 1982, luego de derrocar a tres presidentes elegidos democráticamente.

La encuesta que haría Zelaya fracasó al decomisar los militares en la madrugada las urnas y materiales propagandísticos que se usarían en la actividad.

El sábado, Micheletti postergó para el martes la sesión en la que conocería el informe de una comisión especial de cinco miembros sobre la capacidad mental y administrativa de Zelaya, que constituía el primer paso para un posible relevo del mandatario.

La consulta la prohibía la Constitución de 1982 porque no la supervisa el Tribunal Supremo Electoral, el único organismo estatal para hacerlo. También es rechazada por la Corte Suprema, la fiscalía general, el Congreso, la procuraduría general.

La Constitución establece el delito de traición, con penas de 15 a 20 años en prisión, a los que la violen.

Zelaya asumió en el 2006 para una gestión de cuatro años, que concluiría el 27 de enero de 2010.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes