Un fuerte tifón se acerca a la región filipina abatida por Haiyan hace un año

Una tormenta con vientos sostenidos de 185 kilómetros por hora y ráfagas de hasta 231, capaz de destruir de nuevo la región filipina de Visayas Oriental, entrará mañana en el país, donde tocará tierra el sábado, poco más de un año después de la catástrofe que causó el tifón Haiyán.

El Centro Conjunto de Alerta de Tifones, con base en Hawai (Estados Unidos), advierte además que Hagupit gana fuerza en su avance gracias las "condiciones atmosféricas favorables", y predice que para el próximo viernes los vientos sostenidos alcancen los 240 kilómetros por hora.

Por su parte, la Agencia Meteorológica de Filipinas, PAGASA, advirtió hoy que Hagupit podría causar una subida de cuatro metros del nivel del mar, y confirmó que hay un 75 por ciento de posibilidades de que impacte en las costas de la zona de Visayas Oriental, la misma a la que llegó Haiyan el 8 de noviembre de 2013 y causó 6.300 muertos.

La Oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU (OCHA) apuntó en un boletín informativo que se prevé unos 4,5 millones de personas afectadas en 14 provincias distintas, si Hagupit mantiene su rumbo actual.

El Gobierno de Filipinas ha anunciado que las distintas agencias involucradas en los preparativos ante la llegada del tifón han apartado 4.700 millones de pesos (85,3 millones de euros o 105 millones de dólares) para el apoyo a los damnificados.

Además, el Consejo de Gestión y Reducción de Riesgo de Desastres de Filipinas llamó a los ciudadanos del país a permanecer atentos a las advertencia de las autoridades.

Mientras, varias ONGs también se preparan para el impacto de Hagupit en Filipinas.

"Estamos siguiendo de cerca la situación e informándonos de cómo progresa el tifón", afirma en un comunicado de prensa la directora de Plan Internacional en Filipinas, Carin van der Hor.

Entre 15 y 20 tifones visitan todos los años Filipinas durante la temporada lluviosa, que empieza por lo general en junio y concluye en noviembre.

El año pasado, Haiyan, uno de los más potentes de la historia, causó 6.300 muertos, más de 1.000 desaparecidos y 14 millones de damnificados.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7