Seis acusados de abuso sexual en diócesis alemana

REGENSBURGO, Alemania ( AP). Cuatro sacerdotes y dos monjas de la diócesis de Regensburgo están bajo investigación por supuesto abuso sexual, informó el lunes la diócesis, a medida que salen a la luz incidentes ocurridos hace décadas en Bavaria, la región natal del Papa.

Clemens Neck, vocero de la diócesis, dijo que desde que surgieron las acusaciones este mes, la iglesia se ha concentrado en los casos con el objetivo de hacer justicia, ayudar a las víctimas, castigar a los culpables y prevenir futuros crímenes.

" El trabajo de los últimos 14 días nos han mostrado que serios actos de maldad fueron cometidos por líderes espirituales y miembros de la Iglesia", dijo Neck durante una rueda de prensa.

" Lamentamos profundamente lo que líderes espirituales y miembros de la Iglesia hicieron a estos niños y a estos jóvenes y pedimos clemencia en su nombre", señaló.

Además de los seis que ahora están bajo investigación, de los cuales no se ofrecieron más detalles, Neck dijo que existen dos nuevos cargos de abuso sexual de menores contra un hombre identificado como Friedrich Z., que ya fue declarado culpable de abuso en 1958. También se presentó un nuevo cargo contra Georg Z., quien fue declarado culpable en 1969.

Los casos de Regensburgo llegan en un momento en que se suceden las noticias de abusos a niños en la iglesia alemana. Unos 300 ex estudiantes de escuelas católicas dijeron recientemente haber sido sometidos a abusos físicos o sexuales.

Los escándalos en diócesis católicas, monasterios y otras instituciones también se han registrado en otros países, como Irlanda, Austria, Suiza, Holanda e Italia, con víctimas que han salido a denunciar los abusos y encubrimientos de años atrás.

En una carta sin precedentes el sábado, el papa Benedicto XVI pidió perdón a Irlanda por el abuso crónico de niños ocurrido allí.

El pontífice también pidió a los sacerdotes culpables de abusos que confesaran.

" Admitan su culpabilidad de forma abierta, entréguense a las exigencias de la justicia, pero no pierdan las esperanzas respecto a la misericordia de Dios", escribió.

Regensburgo es la sede del coro de niños Domspatzen, que fue dirigido de 1964 a 1994 por el sacerdote Georg Ratzinger, hermano del papa. Las acusaciones de abusos se centran en esa escuela.

Ratzinger, de 86 años, admitió haber dado bofetadas a niños cuando empezó a dirigir el coro en 1964, pero dijo que esos castigos eran normales en Alemania en esos tiempos.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes