Cinco acusados de los ataques del 11/sep se justifican

SAN JUAN, Puerto Rico (AP). Cinco acusados por su participación en los ataques del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos se mofaron de las autoridades y se declararon "terroristas hasta la médula", en un documento ante el tribunal de crímenes de guerra difundido hoy martes.

Los cinco prisioneros de Guantánamo buscaron justificar en un documento de seis hojas el ataque que mató a casi 3,000 personas, señalando que se trataba de una represalia respaldada por su fe musulmana a las acciones de Estados Unidos en Israel, Irak y otras regiones.

"Los combatimos en defensa de los musulmanes, su tierra, sus lugares santos y su religión en su conjunto", dice el documento, presentado al tribunal de Guantánamo y difundido por el Pentágono a pesar de las objeciones de los abogados de dos de los acusados.

Los cinco habían dicho anteriormente que querían declararse culpables, y Khalid Sheikh Mohammed, el autotitulado autor intelectual de los ataques, se había declarado orgulloso de ellos. Pero ésta fue su respuesta más detallada hasta el presente.

Los cinco fueron acusados de asesinato y otros crímenes ante el tribunal de Guantánamo, suspendido por el presidente Barack Obama en enero mientras su gobierno estudia nuevas estrategias para el juzgamiento de los terroristas.

Las acusaciones, que conllevan posiblemente la pena de muerte, "son medallas de honor que lucimos con orgullo", dice el escrito.

La acusación de asociación ilícita es "absurda", dice, porque la intención era efectuar los planes en secreto.

"Vuestro aparato de inteligencia, con ser tan hábil... fue incapaz de descubrir nuestros planes militares de ataque antes de la bendita operación del 11 de septiembre... ¿Por qué, entonces, habrían de culparnos, declararnos responsables y someternos a juicio?"

Critican a Estados Unidos por combatir "desde retenes, trincheras y aviones" en lugar de frente a frente y caracterizan al islam como una "religión de miedo" para judíos, cristianos y paganos.

"Somos terroristas hasta la médula. Por eso, muchas gracias a Dios", dice el escrito.

Puesto que Obama ordenó el cierre de Guantánamo, si se reanudan los juicios será en otra sede y bajo un sistema legal distinto de las muy criticadas comisiones militares creadas por el Congreso y el presidente George W. Bush.

Tres de los hombres se defienden a sí mismos, en tanto otros dos, Ramzi Binalshibh y Mustafa al-Hawsawi, tienen abogados militares designados de oficio por el Pentágono, mientras se aguarda un fallo sobre si son mentalmente competentes para representarse.

Sus abogados, el mayor Jon Jackson y la capitana de fragata Suzanne Lachelier, dijeron que no habían discutido el documento con sus defendidos, no sabían por qué lo habían firmado y ni siquiera podían dar fe de su autenticidad.

"Sobre la base de nuestra lectura del documento no firmado, escrito en inglés y mecanografiado, no hay pruebas de que el señor Binalshibh o el señor al-Hawsawi, conocieron, leyeron o firmaron este documento", dijeron los abogados en una declaración enviada por correo electrónico a The Associated Press.

El vocero del Pentágono Jeffrey Gordon dijo que el escrito era "un intento más de estos detenidos de obtener publicidad".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes