El adiós a Kirchner cierra una época en Argentina y abre otra

BUENOS AIRES ( AFP). Argentina cerraba el jueves una era y abría otra llena de interrogantes con el velatorio de su político más poderoso, el ex presidente Néstor Kirchner, despedido en Buenos Aires por miles de personas y por su esposa, la presidenta Cristina Kirchner.

La presidenta llegó a la Casa Rosada a poco de abrirse el velatorio acompañada de su hijo, Máximo de 32 años, y su hija, Florencia de 19, en su primera aparición pública tras la muerte de Kirchner por un infarto, el miércoles por la mañana.

Cristina Kirchner llevaba anteojos oscuros y un vestido negro, y posaba su mano sobre el féretro de su marido, tratando de evitar las lágrimas y atendiendo las condolencias de quienes la rodeaban.

"¡Hasta siempre Néstor!", gritó un jóven con lágrimas en los ojos al pasar frente al féretro del ex mandatario, muerto a los 60 años, mientras el resto de los ciudadanos rompía en un aplauso.

Los restos del ex mandatario serán velados hasta el viernes a las 10h00 hora local (13h00 GMT) y luego sepultados en un cementerio comunal de su natal ciudad de Río Gallegos (2.800 km al sur), en una ceremonia íntima, informó el jueves el Gobierno.

El féretro fue situado en el Salón de los Patriotas Latinoamericanos, en medio de los retratos del tres veces presidente Juan Perón y del presidente chileno Salvador Allende, quien se suicidó en 1973 en el sanguinario golpe de Estado de Augusto Pinochet.

Hombres y mujeres de origen humilde y muchos jóvenes no ocultaban sus lágrimas en la despedida con la distintiva señal de los dedos en 'V' de la victoria.

Mientras tanto, una espesa fila de unas 20 cuadras zigzagueaba en diferentes avenidas y calles porteñas con otras decenas de miles que aguardaban para despedir al líder del Partido Justicialista (peronista).

En el velatorio se dieron cita los presidentes de Bolivia, Evo Morales; de Ecuador, Rafael Correa; de Chile, Sebastián Piñera y de Uruguay, José Mujica, mientras se esperaba el arribo en las próximas horas de los de Venezuela, Paraguay, Colombia y Brasil.

"Me siento huérfano con la pérdida del compañero y hermano Néstor Kirchner. Pasé momentos difíciles y Néstor siempre estaba conmigo y espero que siga conmigo", dijo Morales.

El ex futbolista Diego Maradona también visitó la capilla ardiente, junto a su novia Verónica Ojeda, y se fundió en un abrazo con la presidenta Cristina Kirchner, en medio de un cerrado aplauso de los presentes, antes de declarar que "Argentina perdió a un gladiador".

"¡Néstor no se murió, Néstor no se murió, vive en los corazones de nuestro pueblo trabajador", coreaba la multitud en un grito que nacía de la Plaza de Mayo y se propagaba por las filas de más de 1,5 kilómetro de quienes esperaban entrar al recinto del velatorio.

La verja que rodea la Casa Rosada amaneció este jueves tapizada con mensajes y llena de flores.

"Fuerza presidenta", "Te necesitamos más que nunca", "Néstor está vivo entre nosotros", decían misivas escritas de puño y letra.

La central obrera CGT, el principal apoyo del gobierno, movilizó a millares de trabajadores a la Plaza de Mayo, vestidos con su ropa de trabajo y cascos, portando carteles que destacaban el liderazgo de Néstor Kirchner y el apoyo al gobierno de su viuda.

"Después de (Juan) Perón y Eva (Duarte de Perón) viene Néstor Kirchher, sin ninguna duda", dijo el poderoso líder de la CGT, Hugo Moyano al dar su respaldo a la mandataria.

El deceso de Kirchner suscita el interrogante de como será el futuro sin el hombre fuerte, que formaba con la Presidenta una férrea sociedad conyugal y política.

Los Kirchner se conocieron cuando estudiaban abogacía y militaban en el ala izquierda del peronismo en la Universidad de La Plata (60 km al sur de Buenos Aires) en los 70.

Kirchner era uno de los potenciales presidenciables para 2011 y el político mejor posicionado en las encuestas.

Rebelde por naturaleza, el también diputado nacional desafió a los mercados, saldó en un pago la deuda con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para evitar su control y puso en pie a un país que en 2003 recibió devastado por la mayor crisis económica de la historia.

Otros hitos de su gobierno fueron el impulso que dio a los juicios contra los criminales de la dictadura (1976/83) y el arreglo de un 76% de una sideral deuda en 'default' que habían dejado sus antecesores, además de renovar la Corte Suprema con juristas de prestigio.

Al mismo tiempo, la justicia cerró una causa por presunto enriquecimiento ilícito con la compra de tierras fiscales en su provincia, pero las acusaciones de la oposición no cesan en el afán de que sea reabierta.

Los Kirchner amasaron una fortuna que alcanzó el año pasado a los 55,5 millones de pesos (unos 13,9 millones de dólares), con un aumento de un 700% desde 2003 cuando asumió la presidencia Néstor Kirchner.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes