El 34 % de las agresiones sexuales a mujeres en Perú se realizó en sus casas

El 34 % de las agresiones sexuales a mujeres en Perú se realizaron en sus propias casas, dato con el que se desmitifica que las violaciones solo ocurren en lugares solitarios y por personas desconocidas, según informó hoy un estudio de la organización feminista Demus.

"La sociedad no quiere enfrentarse a esta situación, se sacrifica a las mujeres y a sus proyectos de vida para tratar de conservar una familia 'unida'. No se les cree generalmente a las niñas y adolescentes cuando son víctimas de violación sexual por parte de sus propios familiares, se les pide que olviden y que no denuncien", afirmó María Ysabel Cedano, directora de Demus.

En un comunicado, la institución señaló que en 2013 fueron reportadas 17.763 denuncias por delitos contra la libertad sexual ante la Fiscalía.

Según información que recoge Demus de los Centros de Emergencia Mujer y de la Policía Nacional, el 75 % de las denuncias por violaciones sexuales corresponden a menores de edad.

En el documento se indicó que el Defensor del Pueblo, Eduardo Vega, resaltó que la violencia sexual contra niñas y mujeres es el tercer delito por el que más presos purgan condena.

"Es un problema social de una magnitud inmensa que debe afrontarse desde el Estado, las instituciones y la sociedad", manifestó Vega.

Demus viene desarrollando la campaña "Un hombre no viola" en seis regiones del Perú (Huancavelica, Junín, Cajamarca, Arequipa, Lima y San Martín), para erradicar la impunidad que rodea a la violencia sexual contra la mujer.

"Cuando esta figura es la que comete la agresión sexual el daño infringido en los proyectos de vida de las niñas y mujeres adquiere una connotación particular, pues se desestructura su autopercepción, su sentido de pertenencia y protección en las familias, las relaciones que establece en este entorno y, a futuro, el vínculo que entablan al socializar, por la inseguridad", expresó Mariel Távara, responsable de la campaña "Un padre no viola".

En diciembre 2012, una encuesta del Instituto de Opinión Pública de la Pontificia Universidad Católica del Perú reveló que el 32,1 % de los ciudadanos de Lima consideraba que las mujeres tienen la culpa de ser violadas por provocar a los hombres, mientras que el 79,7 % pensó que las féminas que visten de forma provocativa se exponen a que les falten el respeto.

En 2011, el Poder Judicial señaló que el 90 % de los delitos contra la libertad sexual no son condenados y que solo 925 casos fueron atendidos por defensores públicos, por lo que Demus exigió al Ministerio de Justicia que aumente el número de estos profesionales.

Demus también pidió a la Fiscalía que se implementen espacios privados para tomar declaraciones a las víctimas de violaciones sexuales para cuidar su privacidad.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada