2015: el año del clima

Marcado por los compromisos de los países, negociaciones y temperaturas récord, 2015 fue el año del clima.

Concluirá con la conferencia del clima de París, destinada a alcanzar un acuerdo global para reducir las emisiones de gases con efecto invernadero que causan el calentamiento del planeta.

Los científicos declaran a 2014 el año más caliente de la Tierra desde que se registran estadísticas a partir 1880. Sin embargo, luego de una serie de récords batidos recientemente, 2015 se encamina a superarlo.

Tras la COP20 celebrada en diciembre pasado en Lima, las negociaciones se reanudaron en Ginebra de cara a la conferencia de París (COP21). Los negociadores elaboraron un borrador que incluye todos los puntos de vista, pero sin realizar avances hacia un compromiso.

El presidente francés François Hollande y su homólogo filipino Benigno Aquino lanzaron un llamamiento conjunto contra el cambio climático.

La concentración promedio global de dióxido de carbono en la atmósfera alcanza nuevos récords, llegando a un nuevo nivel máximo de 400 partes por millón (ppm).

Estados Unidos -el segundo mayor contaminante mundial en carbono- promete reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero en un 26-28% para 2025, con relación a los niveles de 2005.

El tercer emisor mundial, la Unión Europea, promete recortar sus emisiones en por lo menos 40% para 2030, en comparación con los niveles de 1990.

Rusia, quinto contaminante mundial en carbono, propone reducir sus emisiones en 25-30% para 2030 con relación a los niveles de 1990, condicionándolo a los compromisos de otros "grandes emisores".

Las negociaciones en la ciudad alemana de Bonn debaten un denso borrador de 80 páginas destinado a la cumbre de París.

El papa Francisco llama al mundo a actuar rápidamente para evitar que el cambio climático destruya al planeta. Dice que los países ricos deben asumir la responsabilidad de haber creado el problema financiando su solución.

China, principal contaminante en carbono, fija para 2030 la fecha en que sus emisiones alcanzarán un tope máximo.

Los líderes del G7 llaman a una "descarbonización de la economía global" al afirmar que son necesarios importantes recortes en las emisiones de gases.

Más de una docena de empresas norteamericanas se comprometen a invertir más de 240.000 millones de dólares para limitar las emisiones de carbono.

Japón, sexto contaminante de gases de efecto invernadero, promete recortar sus emisiones en un 26% para 2030, con relación a los niveles de 2030.

El presidente norteamericano Barack Obama presenta su "Clean Power Plan" (plan de energía limpia), que apunta a reducir las emisiones del sector energético en un 32% para 2030.

Unos 60 países presentan sus promesas de cara a la cumbre de París.

La presidente brasileña Dilma Rousseff emite un comunicado conjunto con la canciller alemana Angela Merkel llamando a una "descarbonización de la economía global en el curso de este siglo".

Luego de alcanzar escasos avances en la mesa de negociaciones en Bonn solicitan a los presidentes de las deliberaciones realizar revisiones significativas del borrador.

Brasil promete reducir sus emisiones un 37% en la próxima década y 43% para 2030 con relación a los niveles de 2005.

China confirma que planea lanzar en 2017 un sistema nacional de intercambio de emisiones que incluya la producción energética, el acero y el cemento.

India promete reducir sus emisiones de carbono en un 35% para 2030 y generar 40% de su electricidad a partir de energías renovables de aquí a 15 años.

Un informe de la ONU revela que los compromisos presentados por 146 países no son suficientes para mantener el calentamiento del planeta por debajo del límite de 2ºC, con relación al nivel de la era preindustrial.

China y Francia acuerdan que el texto negociado en París incluya mecanismos de revisión, algo calificado como un paso "histórico" por Hollande.

La Organización Meteorológica Mundial (OMM) indica que las concentraciones de gases de efecto invernadero alcanzaron nuevos niveles récord en 2014.

Ministros y enviados de 70 países se reunieron en París en un último encuentro antes de la COP21, prevista del 30 de noviembre al 11 de diciembre.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes