El 2008: año violento en Afganistán

Kabul (AFP). El año 2008 ya es el más violento en Afganistán desde la caída a fines de 2001 del régimen islamista de los talibanes, que organizaron una poderosa rebelión, aunque la situación sigue "bajo control", indicó, hoy martes, el ministro afgano de Defensa, Abdul Rahim Wardak.

"El nivel de violencia ha aumentado todos los años y 2008 es el peor de todos", dijo Wardak, sin dar cifras precisas, en una conferencia de prensa.

El ministro consideró que la espiral de violencia es una consecuencia del desplazamiento de milicianos desde Irak, donde Estados Unidos ha logrado éxitos militares, a Afganistán y a la inestabilidad en zonas tribales paquistaníes limítrofes con territorio afgano.

"Los éxitos de la coalición en Irak y la situación en los países vecinos acarreó un fuerte aumento del número de combatientes extranjeros en Afganistán. Numerosos terroristas que actuaban en otros países se encuentran ahora en Afganistán", agregó.

"No cabe duda de que los insurgentes están mejor equipados, mejor entrenados y que su coordinación es mucho mejor que antes", subrayó Wardak.

"Pero eso no significa que las fuerzas afganas se vean confrontadas a la perspectiva de una derrota", aclaró. "La situación sigue bajo control", destacó el ministro afgano de Defensa.

En los primeros nueve meses del año murieron 224 soldados extranjeros, frente a 219 en todo 2007.

De enero a agosto, la ola de violencia también se cobró la vida de al menos 3,800 civiles.

La intensidad de la violencia en Afganistán redobló de en los últimos dos años, pese a la presencia en el país de unos 70,000 soldados de dos fuerzas internacionales, una de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) y otra bajo mando estadounidense.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes