Un atacante fue francés vinculado con extremistas

Las autoridades francesas identificaron a uno de los terroristas suicidas que participaron en los atentados de la víspera en París como un joven francés que ya había sido detectado por tener vínculos con una actividad extremista islámica, informaron el sábado dos funcionarios policiales franceses.

Los funcionarios dijeron que el hombre fue uno de los atacantes que se suicidó con explosivos después de una toma de rehenes en una sala de conciertos de París.

Previamente, funcionarios policiales dijeron que al menos uno de los suicidas que atacaron otro sitio, el estadio nacional de Francia, portaba un pasaporte sirio.

Ninguno de los atacantes ha sido identificado públicamente.

Los funcionarios hablaron a condición de guardar el anonimato por no estar autorizados a ser identificados públicamente.

El presidente de Siria dijo el sábado que las políticas de algunos países occidentales en Oriente Medio —como Francia— son responsables en parte de la expansión del terrorismo.

El presidente Bashar Assad instó a su colega francés, François Hollande, para que modifique sus políticas y "trabaje por los intereses del pueblo francés". Criticó a Hollande por ignorar que algunos de sus propios aliados apoyan a los que calificó de "terroristas" en Siria. Assad usa esa frase para todas las facciones armadas en Siria.

Assad dijo que su país advirtió hace tres años lo que pasaría en Europa si Occidente seguía apoyando a los "terroristas" en su país. El mandatario sirio habló el sábado durante una reunión con legisladores franceses en Damasco.

El papa Francisco dijo el sábado sobre los ataques en París que "no hay justificaciones para estas cosas".

El pontífice a menudo ha enmarcado el recrudecimiento de la violencia en el mundo en términos de una " tercera guerra mundial "que se libra mediante crímenes, masacres, persecución religiosa y la destrucción de sitios culturales.

Dijo que los atentados del viernes eran "parte" de esa guerra. El papa habló durante la Conferencia Episcopal Italiana TV2000.

Las autoridades francesas cerraron el acceso a la Torre Eiffel, el Museo del Louvre y otros sitios turísticos de París hasta nuevo aviso luego de los letales ataques terroristas de la noche anterior.

Una portavoz del Louvre dijo que el museo abrió sus puertas el sábado con medidas reforzadas de seguridad, pero que el Ministerio de Cultura le ordenó cerrar sus puertas después que el presidente François Hollande ordenó duelo nacional. Isabelle Esnous, una portavoz de la Torre Eiffel, dijo que el monumento no abrió como medida de seguridad.

El Ministerio de Cultura dijo varios "sitios culturales públicos" en la región de París fueron cerrados el sábado, sin especificar.

Al menos 127 personas murieron en la matanza del viernes. El grupo Estado Islámico se atribuyó la responsabilidad de los ataques el sábado.

Los parisinos desesperados por estar en contacto con amigos desaparecidos desde los ataques del viernes en París acudían el sábado a las redes sociales bajo el hashtag #rechercheparis —"BúsquedaParís" en español— para publicar mensajes y fotos y pedir información sobre sus conocidos.

Seguían en calidad de paradero desconocido decenas de personas que asistieron a los seis lugares elegidos por los atacantes, que mataron al menos a 127 personas.

Uno de los mensajes leía: "Waleed está desaparecido. La última vez que tuvimos contacto con él fue en el partido. Favor comparta comuníquese conmigo si tiene alguna información #rechercheParis".

Otro decía: "He estado buscando a mi primo desde anoche... Él tiene 25 años y mide 1m75. Se llama Younes. #rechercheParis"

Las fotos y los mensajes fueron retuiteados cientos de veces por usuarios deseosos de ayudar en la búsqueda de sobrevivientes.

El primer ministro David Cameron, advirtió el sábado a sus ciudadanos que se preparen para enterarse de posibles víctimas británicas en los atentados en París y mantuvo sin cambios el estado de alerta terrorista de Gran Bretaña.

El líder británico dijo que el país "debe estar preparado para una serie de bajas británicas" en París. Fustigó a los responsables de "asesinos brutales y crueles".

Cameron dijo que el nivel de amenaza terrorista en Reino Unido se mantendrá en "grave" —el segundo nivel más alto— pero que las autoridades revisarán sus planes en medio de una amenaza "en evolución" de Estado Islámico.

En un mensaje de solidaridad al pueblo de Francia, dijo: "Sus valores son nuestros valores, su dolor es nuestro dolor, su lucha es nuestra lucha".

La UEFA guardó un minuto de silencio por los ataques en París y dijo que todos los equipos que la próxima semana jueguen en partidos europeos llevarán brazaletes negros.

"La UEFA desea expresar su apoyo y solidaridad a Francia y a los afectados por estos actos horribles", dijo la organización en un comunicado.

Mientras, el presidente del organismo, el francés Michel Platini, quien está suspendido, se dijo "consternado" por los ataques.

"Me gustaría expresar mi profunda tristeza y profunda indignación ante estos actos de barbarie ciega", dijo Platini en un comunicado. "También me gustaría ofrecer mis condolencias a las familias de las víctimas y espero una pronta recuperación a los heridos".

Los parisinos hacían filas de varias horas el sábado para donar sangre, dejar flores y notas en monumentos improvisados y derramar lágrimas fuera de una sala de conciertos donde decenas de personas fueron asesinadas por terroristas suicidas que hicieron añicos la paz de la capital francesa.

Aunque profundamente sacudidos, muchos vecinos del este de París buscaron maneras de ayudar a las cerca de 200 personas heridas en una serie de ataques la noche del viernes en la sala de conciertos, cafés llenos de gente y un estadio.

Largas filas de donantes de sangre serpenteaban fuera del Hospital San Luis, cerca del sitio del mayor derramamiento de sangre: la sala de conciertos Bataclan.

Dos funcionarios de la policía francesa dijeron que un pasaporte sirio fue encontrado en el cadáver de uno de los terroristas suicidas que atacaron en las cercanías del estadio nacional de fútbol de Francia.

El presidente francés, François Hollande, dijo que el grupo Estado Islámico orquestó los ataques, y el propio grupo extremista se atribuyó la responsabilidad momentos después.

No se han difundido las identidades y nacionalidades de los atacantes. Al menos 127 personas murieron y unas 200 resultaron heridas en los ataques.

Los funcionarios policiales hablaron a condición de guardar el anonimato por no estar autorizados a ser identificados públicamente.

El grupo Estado Islámico se adjudicó el sábado la autoría de los ataques en París en los que murieron más de 120 personas.

El comunicado estaba escrito en francés y árabe y fue publicado en internet y después difundido por partidarios del grupo. En un primer momento no fue posible confirmar la autenticidad del comunicado, pero el texto llevaba el logotipo del grupo y era similar a declaraciones previas del grupo.

Momentos antes, el presidente de Francia, François Hollande, había atribuido antes los ataques al grupo EI, y describió los atentados como "un acto de guerra" al que prometió responder.

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, convocó una reunión del Consejo de Seguridad Nacional de España para analizar la situación a raíz de los atentados de París.

Rajoy dijo que los atentados en París ni representan una guerra de religiones, sino una batalla "entre la civilización y la barbarie".

"Hoy todos somos Francia. Estamos juntos en esta lucha y la vamos a ganar", agregó.

En declaraciones el sábado durante una aparición especial en televisión, Rajoy dijo que España está en estado de alerta y que en las últimas semanas sus fuerzas frustraron varios ataques terroristas.

Y añade: "Estamos al lado de Francia no sólo en su dolor, sino también en su lucha contra aquellos que han causado."

Los medios de comunicación alemanes informaron el sábado que un hombre de 51 años arrestado la semana pasada después de que se descubrieron armas en su coche está relacionado con los atentados de París.

Un portavoz de la policía del estado de Baviera confirmó que se encontraron armas de fuego, explosivos y granadas de mano cuando policías encubiertos detuvieron al sospechoso cerca de la frontera entre Alemania y Austria el 5 de noviembre.

"Se negó a decir lo que pensaba hacer o de dónde provenían las armas", dijo Ludwig Waldinger a The Associated Press. "No estamos proporcionando más información en este momento".

La cadena pública Bayrischer Rundfunk informó que las autoridades alemanas contactaron a funcionarios franceses poco después de la detención. Citando a investigadores no identificados, la emisora informó que documentos encontrados durante la detención indicaban que el hombre viajaba a París.

Bayrischer Rundfunk informó que las armas —que, según dijo, incluían un fusil automático y un kilogramo de TNT— estaban ocultas profesionalmente dentro del cuerpo del auto, un VW Golf.

El presidente de Francia, François Hollande, dice que los atentados que mataron a 127 personas el viernes fueron "un acto de guerra".

Los ataques contra una sala de conciertos, un estadio y cafeterías parisinas fueron "cometidos por un ejército terrorista, el grupo Estado Islámico, un ejército yihadista, contra Francia, contra los valores que representamos: Un país libre que significa algo para todo el mundo".

Francia "será implacable con los bárbaros del grupo Estado islámico", afirmó. El país "actuará por todos los medios, en cualquier lugar, dentro o fuera del país".

Francia ya bombardea objetivos del grupo EI en Siria e Irak como parte de la coalición liderada por Estados Unidos y tiene tropas combatiendo a extremistas en África.

El presidente francés, François Hollande, afirma que el grupo Estado Islámico orquestó los peores ataques que ha sufrido Francia desde la II Guerra Mundial y promete contraatacar.

Hollande afirma tras una reunión de seguridad de emergencia que la cifra de muertos ha subido a 127 tras una serie de ataques casi simultáneos el viernes por la noche contra una sala de conciertos, un estadio y cafeterías parisinas.

El presidente declara tres días de luto nacional y elevó al máximo el nivel de alerta del país.

Un hombre de 51 años detenido la semana pasada en la región de Baviera después de que se encontrasen armas en su automóvil ha sido relacionado con los atentados de París, indicaron medios alemanes el sábado.

Las autoridades alemanas informaron a las francesas sobre el arresto de un hombre el 5 de noviembre en la frontera entre Alemania y Austria, indicó la cadena pública Bayrischer Rundfunk, sin indicar la fuente de su información.

El portavoz de la policía bávara Ludwig Walidnger confirmó que se habían encontrado armas de fuego, explosivos y granadas de mano.

"No proporcionaremos más información en este momento", dijo Waldinger a Associated Press.

Disneyland Paris cerró al público el sábado, una decisión poco habitual debida a la serie de atentados contra un estadio, una sala de conciertos y cafeterías en París, en los que murieron al menos 120 personas.

El parque de diversiones al este de París, una de las atracciones turísticas más importantes de Europa, indicó en un comunicado que había decidido no abrir el sábado "a la vista de los recientes suceso tráficos en Francia y en apoyo de nuestra comunidad y las víctimas de estos crímenes horribles".

Unos 14 millones de personas visitaron Disneyland Paris el año pasado.

Francia desplegó 1.500 tropas adicionales en torno a París y estrechó la seguridad en sus fronteras.

Los agresores que mataron a más de 120 personas en París durante la noche "odian la libertad", dijo la canciller alemana, Angela Merkel.

En declaraciones a la prensa en Berlín el sábado por la mañana, Merkel expresó su dolor por los fallecidos, que, señaló, "querían vivir la vida de la gente libre en una ciudad que celebra la libertad".

Las víctimas encontraron "asesinos que odian precisamente esa vida de libertad", afirmó.

Merkel afirmó que su país está preparado paras ayudar a Francia del modo que pueda porque el atentado "no iba dirigido sólo contra París, nos atacó y nos golpeó a todos nosotros".

Francia movilizó unos 1.500 soldados adicionales para proteger las instalaciones oficiales, y escuelas y universidades cerraron tras los atentados más mortales que sufre el país en décadas.

Muchas escuelas francesas suelen abrir los sábados, pero el gobierno obligó que cerrasen como parte de las medidas de seguridad de emergencia.

Se desplegaron soldados en puntos clave de París, incluidos edificios del gobierno y centros religiosos.

El gobierno también reanudó los controles de fronteras, suspendidos al introducirse la zona de viaje libre en la Unión Europea. Agentes de aduanas y fronteras comprobarán a las personas, equipajes y vehículos que entran y salgan de Francia por carretera, tren mar o avión, indicó la agente de aduanas Melanie Lacuire.

Amigos y familiares utilizaban medios sociales para buscar a sus seres queridos que temían pudieran estar en los lugares de los atentados en París.

"Buscamos a Marie, que estaba en el Bataclan, no tenemos noticias de ella. Si la ven, por favor, contacten conmigo #Bataclan", decía un tuit de @Photographys, que iba acompañado de una foto.

"Si tienen noticias de Christophe, alias @MokeComputer, estaba en el Bataclan anoche y necesitamos saber de él", tuiteó otra usuaria llamada @Lorelei_Jade.

Facebook también ofreció su servicio "Safety Check" para permitir que los usuarios se marcaran como a salvo si tenían París indicado como su ubicación.

Antes por la noche, los parisinos utilizaron la etiqueta #portesouvertes, o "puertas abiertas", para ofrecer un lugar donde quedarse a las personas evacuadas de los lugares del ataque. En Estados Unidos, algunos emplearon #strandedinUS para ofrecer cobijo a los que no habían podido viajar de vuelta a Francia.

Los países del golfo Pérsico condenaban los atentados masivos en París en los que murieron al menos 120 personas.

En Emiratos Árabes Unidos, la agencia estatal de noticias WAM dijo el sábado que el jefe Jalifa bun Zayed Al Nahyan había enviado un telegrama al presidente francés, François Hollande, ofreciendo sus condolencias y prometiendo apoyo a Francia. WAM dijo que Al Nahyan también respaldó hacer "lo que haga falta para enfrentar al terrorismo y eliminarlo".

En la pequeña Kuwait, el emir jefe Sabá Al Ahmad Al Sabá dijo en un comunicado que había ofrecido sus condolencias, al tiempo que recalcaba que "estos actos criminales de terrorismo... van contra todas las enseñanzas de la sagrada fe y los valores humanitarios".

En Arabia Saudí, la agencia estatal Saudi Press Agency citó al Ministerio de Exteriores para denunciar los atentados.

Un ciudadano mexicano resultó herido en los atentados del viernes en París, indicó en un comunicado la Secretaria mexicana de Relaciones Exteriores. El herido, que tiene doble nacionalidad, se encontraba en un hospital de la capital francesa.

"Personal consular de la embajada mexicana constató que nuestro compatriota se encuentra consciente, a la espera de que se le extraigan de la espalda tres esquiarlas y reciba curación en un pie", indicó el comunicado, señalando que se había ofrecido el apoyo consular necesario a la víctima.

La Secretaría añadió que seguía trabajando para identificar a otras posibles víctimas en los ataques.

El subsecretario mexicano de Relaciones Exteriores, Carlos de Icaza, dijo a medios de comunicación que un compatriota resultó lesionado en los atentados en Francia. Sufrió una herida, no grave, por el impacto de una esquirla cuando estaba en un restaurante.

Aseguró que está fuera de peligro en un hospital.

Un funcionario de Estados Unidos informado por el Departamento de Justicia indicó que las agencias de espionaje no estaban informadas de ninguna amenaza antes de la serie de atentados en París.

Las autoridades todavía no habían localizado a 70 ciudadanos estadounidense que se sabía estaban en París, aunque no se había registrado la muerte de ningún estadounidense en los atentados del viernes.

Todos los miembros de la banda Eagles of Death Metal, el grupo de California que iba a actuar en la sala de París donde se produjo uno de los atentados, estaban a salvo y localizados.

El funcionario no estaba autorizado a comentar la información de forma pública y habló con Associated Press bajo condición de anonimato.

La procuraduría de París dice que ocho atacantes están muertos tras una serie de atentados en la capital francesa y sus alrededores, siete de ellos en estallidos suicidas.

Agnes Thibault-Lecuivre, portavoz de la procuraduría, dijo a The Associated Press que el octavo agresor fue muerto por las fuerzas de seguridad cuando allanaron una sala de conciertos en la que los atacantes habían tomado rehenes.

Dijo que es posible que aún haya terroristas prófugos.

Al menos 120 personas fueron asesinadas en los atentados del viernes por la noche, agregó.

Los que salieron ilesos de un ataque en una sala de conciertos en París fueron trasladados en autobuses a un centro especial para crisis con el fin de que reciban apoyo psicológico.

Algunos ingresaron caminando con aspecto aturdido, los hombros cubiertos con frazadas de emergencia.

Decenas de trabajadores de emergencia y de la Cruz Roja con trajes anaranjados se reunieron frente al edificio, la sede del 11mo distrito de París.

Después de reunirse con asesores, algunos de los sobrevivientes fueron enviados en taxi a sus viviendas.

Habían acudido a la sala de conciertos Bataclan para escuchar a la banda estadounidense Eagles of Death Metal.

El presidente Francois Hollande dijo que Francia será "despiadada" contra los que estén detrás de los atentados más letales que haya sufrido el país en décadas.

Al visitar una popular sala de conciertos donde más de 100 personas fueron asesinadas en el este de París, Hollande condenó los ataques como una "abominación" y "barbarismo".

Exhortó a los franceses a permanecer unidos. "Encabezaremos la lucha. Seremos despiadados", afirmó.

Además elogió a todos los trabajadores de emergencia por ofrecerse a ayudar a lo largo de la larga y triste noche.

Se desconoce cuántos de los agresores participaron en los siete atentados, o si alguno sigue prófugo. Nadie se ha adjudicado la responsabilidad

El jefe de gobierno español, Mariano Rajoy, le envió un telegrama al presidente francés Francois Hollande y a su primer ministro Manuel Valls en el que condenó los atentados en París y le manifestó su solidaridad con el pueblo galo.

"Ante las horribles noticias sobre los salvajes atentados" del viernes, afirma, "quiero hacerle llegar inmediatamente mi más enérgica condena de los mismos", así como la solidaridad de España con el pueblo francés.

Rajoy ofreció también toda la colaboración del gobierno y de las fuerzas de seguridad españolas en la lucha contra los terroristas.

El presidente boliviano Evo Morales y su colega guatemalteco Alejandro Maldonado condenaron los atentados ocurridos en diversas partes de París.

En declaraciones a la Agencia Boliviana de Información, Morales expresó "nuestro repudio total ante el horror" desatado en la capital francesa, así como la solidaridad de los bolivianos con el gobierno y el pueblo de Francia.

Por su parte, la cancillería emitió un comunicado en el que reiteró su firme condena a los "hechos de terrorismo en todas sus formas y manifestaciones".

Maldonado envió sus condolencias al gobierno francés, y el Ministerio de Relaciones Exteriores del país emitió un comunicado en el que condenó "enérgicamente" los atentados.

La cancillería indicó que tenía conocimiento de estudiantes y turistas guatemaltecos que estaban de visita en París, pero que según los reportes ninguno de ellos resultó afectado.

La banda de rock U2 pospuso su concierto programado para el sábado en París a raíz de los ataques perpetrados en diversas partes de la ciudad la noche del viernes.

HBO había programado la transmisión del concierto.

U2 dijo en un comunicado que realizaría la presentación "en un momento apropiado".

Para la audiencia televisiva, HBO dijo que remplazaría el concierto con la película "Jersey Boys".

Los miembros de la banda irlandesa dijeron que vieron incrédulos los desarrollos de los eventos y que estaban devastados por la pérdida de vidas humanas en el concierto del grupo estadounidense Eagles of Death Metal.

"Oramos porque todos nuestros fans en París estén a salvo", dijeron los miembros de U2.

El jefe de la policía de París dice que los atacantes de la sala para conciertos Bataclan hicieron estallar sus chalecos con explosivos mientras la policía los cercaba, matando a cuatro personas. Agrega que los agresores primero dispararon sus ametralladoras contra las cafeterías afuera del lugar para luego entrar al auditorio y matar a más personas antes que ingresaran las fuerzas de seguridad.

El jefe de policía, Michel Cadot, dice que un grupo de atacantes se hallaba en el estadio y casi al mismo tiempo el segundo grupo atacó en la ciudad.

Cadot señala que se cree que todos los agresores murieron, si bien las autoridades buscan posibles cómplices.

El alcalde de Nueva York Bill de Blasio dice que Nueva York está constantemente en alerta ante la posibilidad de ataques coordinados, en especial tras un ataque en París que dejó decenas de muertos.

De Blasio dijo en entrevista con WABC-TV el viernes que el ataque era un recordatorio de que la policía debe estar preparada y atenta a posibles ataques secundarios.

La policía ha enfatizado que "no hay indicio de que el ataque tenga nexos con la ciudad de Nueva York".

Hay oficiales desplegados en varias locaciones de la ciudad, incluidos edificios del gobierno francés.

Decenas de miles de personas se sumaron la noche del viernes a los jugadores en el estado Monumental de Buenos Aires para mostrar su respeto por los muertos y heridos en París antes del partido entre Argentina y Brasil por las eliminatorias para el Mundial de futbol Rusia 2018.

Con los jugadores en la cancha, el público guardó un minuto de silencio tras el derramamiento de sangre en la capital francesa. Algunos aplaudieron tras la pausa.

El fiscal de París Francois Molins dice que la cifra de muertos tras los ataques registrados en seis lugares de la capital francesa podría superar 120.

En un recinto de música popular donde decenas de personas fueron tomadas como rehenes, Molins dijo la madrugada del sábado que cinco atacantes podrían haber muerto.

Los gobiernos de Chile y Argentina hicieron saber su indignación por los múltiples atentados en París y sus alrededores. En su cuenta de Twitter, la presidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner afirmó: "Una vez más el horror y la tragedia global del terrorismo. Nuestra solidaridad con el Pueblo y Gobierno de Francia".

Por su parte, el gobierno chileno emitió un comunicado en el que condenó enérgicamente "el cobarde atentado terrorista" perpetrado en París, al tiempo que expresó sus condolencias a los familiares de los fallecidos, así como al pueblo y al gobierno francés, y les ofreció su solidaridad.

Cuentas en Twitter vinculadas con yihadistas están celebrando los atentados en París.

De acuerdo con el Grupo de Inteligencia SITE que rastrea los sitios de extremistas, mensajes en Twitter atribuidos a partidarios de yihadistas están especulando qué grupo podría ser el responsable. Muchos usuarios expresaron su alivio de que el Estado Islámico pudiera estar detrás de la masacre.

Usaron hashtags en árabe que pueden traducirse como "París en llamas" y "Estado del Califato ataca a Francia".

SITE indica que en las cuentas también se hicieron circular fotografías de los ataques, y un canal partidario del EI acusó a Francia de enviar cazas a bombardear Siria y dice que "hoy bebe de la misma taza".

En Venezuela, el presidente Nicolás Maduro condenó los atentados terroristas en París y manifestó su solidaridad con su par francés Francois Hollande.

"Toda la condena al terrorismo...compartimos el dolor y la angustia de esta noticia que está llegando y nos hacemos parte de las voces de solidaridad con el pueblo de Francia", dijo Maduro durante un acto en el estado occidental del Zulia.

Altos funcionarios de Francia, incluido el presidente Francois Hollande, se dirigen a la sala de conciertos Bataclan donde hubo una toma de rehenes, dijo un funcionario policial.

Otro oficial dijo que al menos 100 personas murieron dentro del recinto. La policía lanzó un asalto para retomar la sala de conciertos, lo que causó la muerte de al menos dos atacantes, dijeron oficiales.

Los oficiales no estaban autorizados a ser identificados debido a la realización de operaciones policiales.

Un oficial de policía de Francia dice que al menos 100 personas murieron en una sala de conciertos de París donde atacantes tomaron rehenes. Los hechos fueron parte de una serie de por lo menos seis ataques perpetrados en la capital de Francia.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7