Un ataque suicida mata a 16 personas en Afganistán

 El candidato presidencial afgano Abdulá Abdulá dijo que recibió llamadas telefónicas del presidente estadounidense Barack Obama y el secretario de Estado John Kerry luego de negarse a aceptar los resultados preliminares de la votación con el argumento de que hubo fraude.

Abdulá dijo a miles de partidarios congregados en Kabul el martes que Kerry va a volar a la capital afgana el viernes para una reunión para tratar de calmar la crisis.

Funcionarios del departamento de Estado que acompañan a Kerry en Beijing se negaron a hacer declaraciones.

Abdulá dijo a sus partidarios que los resultados de las elecciones fueron fraudulentos, pero les pidió que le diesen más días para negociar. Aseguró que nunca va a "aceptar un gobierno fraudulento".

Resultados preliminares anunciados el lunes mostraron que Ashraf Ghani Ahmadzai tenía unos 4,5 millones de votos — 56% —, mientras que Abdulá tenía 3,5 millones, el 44%, de acuerdo con la comisión electoral. La participación fue de más de 50%.

La Comisión Electoral Independiente reconoció que se había producido fraude electoral y dijo que auditaría unas 7.000 papeletas de los casi 23.000 colegios electorales.

En tanto, al menos 16 personas, entre ellas cuatro soldados de la República Checa, murieron en un atentado suicida cerca de una clínica en el este de Afganistán, informó un funcionario afgano. La coalición internacional dijo el martes que cuatro de sus miembros en servicio murieron en un ataque en el este de Afganistán, pero no reveló más detalles, tampoco sus nacionalidades.

El Ministerio de Defensa checo anunció el martes que cuatro soldados checos murieron y otro resultó gravemente herido tras la explosión. El ministerio dijo que dará a conocer más detalles a lo largo del día.

Wahid Seddiqi, portavoz del gobernador provincial de la provincia de Parwan, dijo que cuatro soldados, al menos 10 civiles y dos policías murieron cuando un atacante suicida se lanzó contra las fuerzas afganas y extranjeras cerca de Charakar, la capital de la provincia.

Los talibanes se atribuyeron la responsabilidad del ataque en un comunicado enviado a los medios de comunicación. La insurgencia lleva con frecuencia a cabo ataques suicidas contra las fuerzas afganas, las de la OTAN y las oficinas del gobierno en el país.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7