Al aumentar el tamaño de los cruceros, ¿son más seguros?

NUEVA YORK ( AP). La tragedia del Costa Concordia ha generado interrogantes en torno al creciente tamaño de los cruceros, pero los expertos dicen que estos megabuques cuentan con la tecnología de seguridad y navegación más reciente y sus pasajeros corren pocos riesgos.

El Concordia _un navío con una eslora superior a dos canchas y media de fútbol_ transportaba más de 4.200 pasajeros y tripulantes el viernes por la noche cuando chocó con un arrecife frente a la costa italiana, se inundó y zozobró. Al menos 11 personas perdieron la vida en el accidente y no se tienen noticias de otras 21.

La investigación del choque está enfocándose en el capitán de la nave, no en su diseño.

Pier Luigi Foschi, director general de Costa Crociere SpA, distanció el lunes a su línea de cruceros del capitán encarcelado, Francesco Schettino, al afirmar que éste " tomó una iniciativa contraria a nuestras normas de conducta escritas".

Los expertos del sector también dicen que el accidente se debió a errores humanos.

Tiene más que ver con entrenamiento, supervisión y apego a políticas que con el diseño o el tamaño del barco, dijo Carolyn Spencer Brown, directora de la revista Cruise Critic.

" Esto fue un descuido, simplemente", afirmó. " No hay mucho más en esta historia salvo que fue descuidado e inaceptable".

El Concordia tiene poco más de cinco años de haber sido armado, parte de una tendencia reciente a construir cruceros más grandes y llamativos capaces de transportar más pasajeros que nunca antes.

Los más grandes de éstos _Allure of the Seas y su buque hermano Oasis of the Seas, ambos de la línea Royal Caribbean_ fueron botados al agua en los últimos tres años, cada uno con capacidad para transportar más de 6.000 pasajeros. Cuando el Titanic se hundió hace casi un siglo llevaba 2.200 personas a bordo.

Estos buques más grandes son más difíciles de maniobrar y no pueden ingresar a todos los canales frecuentados por naves más pequeñas. Alan Wilson, director de Cruise News Daily, lo equiparó a la diferencia entre conducir un autobús Greyhound y un pequeño Volkswagen sedán.

Pero las líneas de cruceros y los capitanes de los barcos están al tanto de esas limitantes. Las rutas son planeadas cuidadosamente con el tamaño de estos buques en mente.

" Hay sitios a los que no pueden ir", dijo Wilson. " Ellos saben dónde no pueden meter los barcos".

En el caso del Concordia, se introdujo una ruta segura para el sistema de navegación del buque, dijo el director general de la compañía. La nave se salió de esa ruta sólo porque el capitán hizo una desviación no autorizada, señaló.

Costa es propiedad de Carnival Corp., con sede en Miami, que opera 101 barcos bajo varias marcas que incluyen Carnival, Cunard, Holland America, Princess y Seabourn.

La empresa dijo que el Concordia permanecerá inactivo al menos hasta noviembre, lo que le generará a la compañía pérdidas por entre 85 y 95 millones de dólares en reservaciones. Carnival también tiene que pagar un deducible de 30 millones de dólares en su seguro contra daños al barco y un deducible de 10 millones de dólares en el de lesiones personales.

Cuando se producen accidentes, salvar los barcos más grandes representa un mayor desafío tan sólo por el gran número de pasajeros.

Jack Hickey, abogado en Miami que lleva 32 años ejerciendo el derecho marítimo, dijo que, aunque las tripulaciones de los cruceros reciben cierto entrenamiento en la operación de los botes salvavidas, el entrenamiento de seguridad en general suele ser algo en lo que no se piensa mucho.

Tan sólo el enorme tamaño de los cruceros de la actualidad hace que la falta de entrenamiento en cuestiones de seguridad sea peor, dijo Hickey, " porque ahora, a diferencia de hace 10 ó 20 años, uno está manejando a miles y miles de personas. Es muy difícil y peligroso bajarse de un barco como ése".

Las líneas de cruceros no están de acuerdo con esa opinión.

" Con el tamaño viene la seguridad", afirmó William Wright, vicepresidente de operaciones marítimas para Royal Caribbean International y primer capitán del Oasis of the Seas. Royal Caribbean opera siete de los 10 navíos más grandes del mundo.

Wright dijo que estos megabuques son más amplios, más estables, cuentan con los sistemas de navegación más avanzados y tienen más compartimientos que pueden sellarse para impedir el paso del agua que sus predecesores.

Michael Crye, vicepresidente ejecutivo de la Asociación Internacional de Líneas de Crucero, la asociación comercial del sector, dijo que los nuevos barcos más grandes cuentan con mejor tecnología para comunicarse con los pasajeros en caso de una emergencia, tienen chalecos salvavidas mejor ubicados y portan botes salvavidas que pueden ser abordados con más rapidez que los modelos anteriores.

" A medida que ha aumentado el tamaño de los barcos, las cuestiones de seguridad deben incluirse en estos navíos", afirmó. " Junto con barcos más grandes vienen más responsabilidad y seguridad".

Desde 2005, dijo Crye, más de 100 millones de personas han tomado cruceros en todo el mundo. Durante ese período sólo ha habido 16 muertes a consecuencia de accidentes.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes