Sin avance termina diálogo por crisis en Honduras

SAN JOSE (AP). Las delegaciones del presidente derrocado Manuel Zelaya y del designado Roberto Micheletti finalizaron ayer viernes las conversaciones sin acuerdos ni una fecha para reanudar las conversaciones encaminadas a resolver la crisis en Honduras.

"Continuaremos las conversaciones a la mayor brevedad posible. Costa Rica seguirá mediando mientras lo sigan solicitando... En los próximos días anunciaremos la fecha del siguiente encuentro", dijo el presidente costarricense Oscar Arias al cerrar la cita.

La diputada de izquierda Silvia Ayala, de la delegación de Zelaya, explicó que las partes decidieron que fuera Arias el que determine la fecha siguiente pero insistió en que sea pronto, "sin dejar que pasen semanas porque el país no va a soportar semanas de esta intolerancia".

Para Arias, era "poco viable que en una primera reunión se lograra resolver conflictos tan profundos" y resaltó que "el paso decisivo siempre es el primero y los hermanos hondureños lo hicieron aquí en Costa Rica".Sin referencias directas a críticos del proceso, Arias solicitó "que nos dejen a los centroamericanos resolver los problemas de los centroamericanos, tal como lo hicimos hace 20 años" y recordó que está en el papel de mediador "porque las dos partes así lo solicitaron".

"Para quienes no creen en lo que estamos haciendo aquí y fustigan nuestras intenciones, les digo que no seré yo, ni los delegados, quienes desmentiremos sus acusaciones. Serán los acuerdos que los sectores alcancen y la paz que regresará a Honduras", destacó Arias.

El mandatario venezolano Hugo Chávez calificó como un error de Estados Unidos fomentar las conversaciones, a las que además calificó como "una trampa".

"¡Qué horrible se vio a un presidente legítimo recibiendo a un usurpador y dándole el mismo trato! Ese presidente de facto lo que tenían que hacer era meterlo preso allá en Costa Rica", dijo Chávez en referencia a la cita entre Arias y Micheletti el jueves.

Arias dijo: "no mandaré a callar a nadie".

En Tegucigalpa, el gobierno de facto dijo en una cadena nacional de radio y televisión que la reunión en San José "ha sido libre y espontáneamente solicitada por nuestro gobierno sin intervención e interferencia de ninguna nación ni persona alguna".

"Expresamos de manera franca y solidaria nuestra admiración, nuestro respeto al doctor Oscar Arias y al pueblo costarricense... (y) total respaldo en las gestiones que realizan", destaca el comunicado leído por el ministro de la Presidencia, Rafael Pineda Ponce.

Dijo que se ordenó a los delegados de Micheletti que participen activamente en las negociaciones "hasta el desenlace final".

Otros que realizaron manifestaciones sobre el diálogo en el transcurso del día fueron el mandatario brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, quien solicitó una solución pronta, en tanto la secretaria de Estado Hillary Clinton habló con Arias antes del inicio del encuentro para reiterar su apoyo al esfuerzo.

Las delegaciones prometieron retornar cuando Arias lo disponga, aunque Ayala admitió que no existe seguridad de que participarían las mismas personas.

El ex canciller Carlos López, de la comisión de Micheletti, dijo que se mantiene abierto el diálogo sobre temas para la agenda, de la cual no se ha excluido la posibilidad de adelantar las elecciones. "Pero eso es algo que está amarrado a una reforma legal que no depende del gobierno", explicó.

Por parte de Zelaya habló el también ex canciller Milton Jiménez, quien reiteró que lo único que no se salva de ser negociado "es la restitución del presidente constitucional Manuel Zelaya en su cargo".

El mandatario depuesto estaba de viaje en República Dominicana, donde le solicitó al presidente Leonel Fernández que denuncie el golpe de estado que lo apartó del poder durante la cumbre de Países No Alineados a celebrarse la semana entrante en Egipto.

En las afueras de Tegucigalpa, miles de simpatizantes de Zelaya bloquearon la carretera que conduce hacia la región norte de Honduras para exigir el regreso de su líder, una vía que constituye un punto estratégico para el comercio y el paso de personas hacia el extenso litoral atlántico hondureño.

Tanto Arias, como los delegados evitaron referirse a los temas que trataron durante los dos días de encierro en la casa privada del mandatario costarricense.

Zelaya fue derrocado por los militares el 28 de junio y enviado a Costa Rica. Poco después Micheletti fue juramentado por el Congreso.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes