El avión Dash 8-400 víctima de repetidos incidentes

WASHINGTON (AFP). El Dash 8-400, avión turbohélice de transporte regional del cual un ejemplar se estrelló la noche del jueves en el estado de Nueva York dejando 50 muertos, entró en servicio en el año 2000 y ya había sido protagonista de varios incidentes.

De una velocidad de crucero máxima de 360 nudos (666 km/h) y de un alcance de acción de 2,522 km, esta aeronave puede transportar de 68 a 78 pasajeros, según las versiones.

Como todos los aviones a hélice, consume mucho menos combustible que un avión a reacción y se ve beneficiado, para distancias cortas, por la recepción favorable de las compañías por razones de costos.

El Dash 8-400 está equipado con dos turbopropulsores Pratt & Whitney Canada PW150A y dos hélices Dowty R408 de seis palas.

Es la versión más reciente y el avión más grande de la serie Dash 8, que fue desarrollada a comienzos de los años 80. Bombardier había dado a conocer el Dash 8-400 en el Salón aeronáutico de Bourget, en junio de 1995.

Fue bautizado Q400, "Q" por "Quiet", que en inglés significa "silencioso", gracias, según Bombardier, a un sistema de supresión de ruido y de vibraciones (NVS), los cuales constituyen uno de los defectos de los turbopropulsores.

Pero este modelo ya conoció varios incidentes en los últimos meses.

El 9 de septiembre de 2007, un Dash 8-400 de la compañía Scandinavian Airlines Systems (SAS) aterrizó de emergencia en Aalborg (norte de Dinamarca) con 73 personas abordo, rompiendo su tren de aterrizaje y tocando el suelo con un ala. Cinco pasajeros resultaron levemente heridos.

Dos días después, un avión del mismo tipo de SAS hacía un nuevo aterrizaje forzoso en Vilna (Lituania), privado de una parte de su averiado tren de aterrizaje. Los 52 ocupantes de la nave salieron ilesos.

Las autoridades aeronáuticas de los países escandinavos fueron levantando progresivamente la prohibición de vuelo decidida tras estos incidentes. Pero el 10 de octubre del mismo año, otro Dash 8-400 de SAS en ruta a Gdansk (Polonia) debió volver a Copenhague por un problema en el tren de aterrrizaje.

Y el 27 de octubre de 2007, un aparato de SAS proveniente de Bergen (Noruega) aterrizó de emergencia en Copenhague con 44 personas abordo. El tren de aterrizaje derecho sufrió un desperfecto y un ala del avión tocó suelo.

La prohibición de vuelo de la Agencia Europea de Seguridad Aérea (AESA) fue levantada el 7 de noviembre de 2007.

Pero el 26 de febrero de 2008, un Dash 8-Q400 de la compañía austríaca AUA, con 71 personas abordo, hizo un aterrizaje de emergencia en Viena por un problema del control del tren de aterrizaje.

Por último, el 23 de noviembre, otro Dash de AUA debió volver a la pista poco después de despegar en Linz (Austria) por un nuevo incidente con el tren de aterrizaje.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes