Un checheno, joven estrella del EIIL en Siria

Un joven checheno de barba roja se ha convertido en tiempo récord en uno de los comandantes más prominentes de la escisión de al-Qaida que ha invadido importantes franjas de Irak y Siria, lo que prueba el carácter internacional del movimiento.

Omar al-Shishani, uno de los cientos de chechenos, que se cuentan entre los combatientes yihadistas más duros en Siria, se ha convertido en la cara del Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL), apareciendo frecuentemente en sus video-comunicados en Internet, en franco contraste con el líder iraquí del grupo, Abu Bakr al-Bagdad, que continúa en la más absoluta clandestinidad y casi nunca ha sido fotografiado.

En un video difundido por los insurgentes a lo largo del fin de semana, al-Shishani aparece de pie junto al portavoz del grupo, entre los combatientes, mientras declaran la eliminación de la frontera entre Irak y Siria. El video fue lanzado sólo unas horas antes de que el grupo extremista anunciase la creación de un califato, o estado islámico, en las zonas que controla.

"Nuestro objetivo es claro y todo el mundo sabe por qué estamos luchando. Nuestro camino es hacia el califato" declaró al-Shishani, de 28 años. "Vamos a traer de vuelta el califato, y si Dios no quiere que sea nuestro destino, le pido que nos conceda el martirio." El video concuerda con otras informaciones de Associated Press sobre al-Shishani.


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7