Tras cierre de puente, Delaware inspecciona otros

El secretario de Transporte de Delaware ordenó el jueves inspecciones inmediatas a los principales puentes del estado para determinar si tienen algún problema similar al del puente que hubo que cerrar en Wilmington.

Mientras tanto, la extensión del daño se hizo evidente: una de las barreras de hormigón que separa los carriles en dirección norte y sur está a una altura 45 centímetros (18 pulgadas) mayor que la otra, aunque deben estar a la misma altura.

"Esto es increíble", dijo el gobernador de Delaware, Jack Markell, durante una visita al puente sobre la Interestatal 495, un tramo importante de la I-95.

El puente, por el que pasan 90.000 vehículos al día, está cerrado desde el lunes, lo que ha afectado el tránsito en la crucial vía que conecta al norte y el sur del país en la costa este. Pasarán semanas, quizá más, antes de que se pueda reabrir al tráfico.

El gobierno federal autorizó un gasto inicial de dos millones de dólares para reparaciones y prometió absorber 90% del total porque el puente es parte de una vía interestatal. Aún se desconoce el costo de las reparaciones.

Las autoridades sospechan que una enorme cantidad de tierra que fue almacenada junto al puente a lo largo de los años alteró el terreno y causó la inclinación de las columnas de soporte.

El secretario de Transporte de Delaware, Shailen Bhatt, dijo que parte de la tierra estaba en propiedad del estado y que una cerca que rodeaba la propiedad del gobierno había sido retirada de su lugar.

Agregó que su despacho revisaría el lugar para asegurarse que la propiedad del estado esté correctamente marcada.

"Quiero que se revisen todos los puentes inmediatamente", dijo Bhatt a The Associated Press.

En Delware hay 1.600 puentes, 91 de ellos en autopistas interestatales. Bhatt no pudo decir exactamente cuántos puentes serían inspeccionados o cuánto tardarían.


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7