Algunas ciudades de EU sí quieren detenidos de Guanánamo

MARION, Illinois (AP). Mientras muchas otras ciudades estadounidenses se han negado a hacerlo, los gobiernos de varias poblaciones de Estados Unidos sí quieren recibir a algunos de los más de 200 detenidos por terrorismo de la Base Naval en Bahía de Guantánamo, pues creen que con ellos vendrán fondos y empleos.

La ciudad de Marion alega que ya cuenta con lo que alguna vez fuera la prisión más segura de Estados Unidos. Albergó espías, un capo colombiano de las drogas y al mafioso estadounidense John Gotti.

El presidente Barack Obama espera cerrar el reclusorio de Guantánamo a principios del año próximo y algunas cuantas ciudades no sólo no rechazan a los prisioneros sino que los quieren.

"Tenemos las instalaciones. Que los traigan", dijo el alcalde Robert Butler.

El alcalde, sin embargo, tendrá que resolver muchos detalles antes de que eso suceda: uno de los principales es convencer a la Oficina de Prisiones sobre cómo elevará el nivel de seguridad media de la prisión a su nivel original, de seguridad máxima.

Obama anunció en enero que quería cerrar el centro de detención de Guantánamo y de hecho lo tomó como una promesa de campaña, pero algunos en el Capitolio han criticado su plan, pues no ha detallado qué es lo que hará con los prisioneros.

El Congreso impidió que el gobierno gastara dinero este año para encarcelar a los detenidos en suelo continental de Estados Unidos, lo que podría desacelerar o incluso detener la promesa de Obama sobre cerrar la prisión para el 21 de enero próximo.

Algunos de los prisioneros han sido transferidos a otros países y el gobierno de Obama está negociando con otros mandatarios para que acepten más detenidos, pero reubicar a los prisioneros en territorio estadounidense ha sido difícil en parte porque las prisiones federales están casi su capacidad máxima.

Por ahora la prisión de Marion tiene más de 930 internos y unas 20 camas vacías, dijo el vocero Tom Werlich.

Otra opción sería Hardin, en Montana. Según las autoridades, la nueva prisión de seguridad media que costó 27 millones de dólares está casi sin ocupar a dos años de su construcción y sus 460 camas podrían recibir a muchos de los detenidos de Guantánamo.

La delegación del estado en el Congreso cree que la idea es mala, pero políticos en la población dicen que la prisión, creada como un centro de detención para conductores detenidos en estado de ebriedad y otros infractores, podría mejorarse con un par de torres de vigilancia y cercas metálicas.

Muchos residentes de Florence, Colorado, también se han pronunciado a favor de recibir a algunos detenidos de Guantánamo en la prisión de máxima seguridad cercana a la ciudad, mientras que en Thomson, en el oeste de Illinois, la sección de máxima seguridad de una prisión construida en el 2001 por un costo de 140 millones de dólares continúa sin usarse.

Sin embargo, la cárcel de Marion, que se construyó para sustituir a la famosa prisión de Alcatraz, podría tener una ventaja ante otras prisiones. Según Butler, podría regresar a su estatus de máxima seguridad por un costo mucho menor que si se construyera una prisión nueva o si se mejora una que ya existe.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes