Estado colombiano es declarado culpable de asesinato

BOGOTA ( AP). El estado colombiano fue hallado responsable de la muerte, hace casi 19 años, de un hombre al que la policía culpó falsamente de participar en el secuestro de la periodista Diana Turbay, que murió en un fallido operativo de rescate.

El Consejo de Estado declaró " patrimonialmente responsable a la Nación --Ministerio de Defensa (y) Policía Nacional-- de los daños y perjuicios causados a los demandantes como consecuencia de la muerte del señor Germán Eduardo Giraldo Agudelo".

Según la providencia del organismo, el 25 de enero de 1991 la policía llegó hasta una casa en Medellín, a 250 kilómetros al noroeste de Bogotá, en la búsqueda de Diana Turbay y otros periodistas que habían sido secuestrados por orden del extinto capo Pablo Escobar.

" Al no hallar a ningún secuestrado, los agentes decidieron llevarse retenido al señor Germán Eduardo Giraldo, quien se encontraba en ese lugar porque era pariente de quienes allí residían y estaba ayudándoles a instalar un calentador en el baño", narró el Consejo de Estado en un documento cuya copia está en poder de la AP.

Dos días después, el cadáver de Giraldo fue hallado junto a otros más. Todos ellos, según la policía, habían sido abatidos en el operativo que pretendía lograr la liberación de Turbay, quien resultó muerta en el choque entre los plagiarios y la fuerza pública en el municipio de Copacabana, Medellín.

Según el Consejo de Estado, la investigación estableció que el cadáver de Giraldo apareció empuñando una ametralladora Ingram, que en realidad nunca fue disparada porque " tenía trabados sus mecanismos de disparo".

En su resolución, el tribunal condenó al estado colombiano, a través del Ministerio de Defensa, a pagarles a los familiares de Giraldo, por perjuicios morales y materiales, un poco más de 357 millones de pesos colombianos (unos 179,000 dólares).

Javier Villegas, abogado de la familia de Giraldo, aseguró en entrevista telefónica que las expectativas de indemnización " se cumplieron, pero no las expectativas en cuanto a tiempo. No tiene presentación que se haga justicia casi 19 años después del asesinato de mi cliente".

Según Villegas, en lo penal " el caso quedó en la total impunidad porque nadie pagó un día de cárcel por el asesinato".

Turbay, hija del ex presidente Julio César Turbay (1978-82), había sido secuestrada el 30 de agosto de 1990. Su retención y la de otros reconocidos periodistas, como el vicepresidente Francisco Santos, hacía parte de una estrategia de Pablo Escobar para mantener bajo presión para negociaciones al gobierno del presidente César Gaviria (1990-94).

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes