Se complica judicialmente la extradición de Noriega a Panamá

París ( EFE). La extradición a Panamá del exgeneral Manuel Antonio Noriega se complicó hoy con una decisión del Tribunal de Apelación de París que, al decidir continuar un segundo procedimiento, puede aplazarlo todo durante meses.

La sala de instrucción del Tribunal de Apelación de París optó por continuar la tramitación de una segunda demanda de extradición de Noriega, en contra de la opinión tanto de la fiscalía como del propio interesado, que habían solicitado que se diera por terminada.

Pese a que el Gobierno francés autorizó el pasado mes de agosto que el exdictador sea entregado a Panamá en virtud de una primera demanda de extradición, los jueces hoy emitieron otra solicitud para que Estados Unidos dé su visto bueno a la segunda y volverán a examinar el caso el 16 de noviembre.

Noriega está encarcelado en Francia desde que fue extraditado por Estados Unidos en abril de 2010

La decisión de hoy deja virtualmente sin sentido la demanda de puesta en libertad condicional para una inmediata expulsión a Panamá que la defensa de Noriega iba a hacer mañana ante otro juez de aplicación de penas, reconoció al término de la vista su abogado, Olivier Metzner.

Esa reunión con el juez de aplicación de penas, que sus letrados consideraban clave para una extradición en cuestión de semanas, queda en un segundo orden y Metzner indicó que su intención es seguir adelante con el propósito de una libertad condicional, aunque deba quedar en suspenso hasta que se conozca la decisión del Tribunal de Apelación.

" Noriega va a seguir siendo rehén de Estados Unidos" gracias a Francia, señaló el letrado, quien anunció que esta misma tarde presentará una petición de puesta en libertad ante la sala de instrucción para tratar de acelerar las cosas.

El cónsul de Panamá en Francia, Arístides Gómez de León, que también acudió a la vista, se limitó a decir a Efe que " todo está en manos de la justicia francesa", en reacción a un dictamen que trastoca todos los planes oficiales, de las autoridades francesas y panameñas, para un pronto retorno a su país del exdictador.

Noriega, que entró en la sala de audiencias caminando sin apoyos pero con paso titubeante, a diferencia de en ocasiones anteriores no hizo ningún discurso y se remitió a lo que habían dicho sus abogados: " espero su sabiduría en esta decisión".

La primera demanda de extradición para la que Estados Unidos había dado su visto bueno en junio y que fue objeto de un decreto del Gobierno francés en agosto se refiere al asesinato en 1985 del opositor Hugo Spadafora, por el que está condenado en Panamá a 20 años de cárcel.

La segunda, que ahora podría bloquearlo todo, es la del homicidio del militar Moisés Giroldi en 1989, que se había sublevado contra el entonces hombre fuerte del país.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes