Una conductora le gana batalla legal a compañía Uber

Un fallo en el caso de una chofer de Uber pudiera tener implicaciones mucho más amplias para el popular servicio de transporte y otras compañías que dependen de trabajadores a tiempo parcial para servicios bajo demanda.

La Comisión Laboral de California falló que una chofer de Uber debe ser considerada empleada de la compañía, no contratista independiente.

La chofer, Barbara Ann Berwick, presentó un reclamo el año pasado en el que dijo que Uber le debía salarios retrasados y otros gastos. Uber ha mantenido desde el inicio que es una plataforma tecnológica usada por choferes independientes y sus pasajeros para arreglar y pagar por viajes.

La comisión, sin embargo, dijo que Uber actuó como empleador, y que el chofer, al igual que el repartidor de pizzas de una pizzería, es un empleado.

Aunque Uber se considera como "nada más que una plataforma tecnológica neutral", está de hecho "involucrado en cada aspecto de la operación", dijo la comisión.

Uber, con sede en San Francisco, dijo que el fallo es no obligatorio y se aplica solamente a un chofer. Dijo además que va a apelarlo.

El fallo es uno de diversos retos legales que enfrenta la compañía, junto con Lyft, otro servicio similar, de parte de choferes que buscan prestaciones y protecciones otorgadas a empleados regulares.

Actualmente, esas compañías tratan a los choferes como contratistas independientes, lo que significa que no tiene que pagarles prestaciones. Clasificar a los choferes como empleados elevaría considerablemente los costos de las compañías.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes