Se conjetura si Hosni Mubarak buscará refugio en los Emiratos

DUBAI, Emiratos Arabes Unidos (AP). Para las figuras públicas en el exilio, los Emiratos Arabes Unidos han sido un refugio de lujo, una base para planear posibles retornos y _por lo menos para uno incapaz de escapar a sus asesinos_ un capítulo final. No escasean las conjeturas de si el ex presidente egipcio Hosni Mubarak podría engrosar la lista.

La televisora Al-Arabiya, con sede en Dubai, reportó el sábado que Mubarak estaba haciendo planes para dirigirse a los Emiratos. Un diario de Kuwait, Al-Qabas, informó el viernes que las autoridades de los emiratos le ofrecieron refugio en Al Ain, una ciudad en el desierto cerca de la frontera con Omán.

Las autoridades de los Emiratos no formularon comentarios públicos sobre la versión, que fue tan persistente que la agencia informativa oficial WAM emitió el domingo una inusual desmentida de que el avión de Mubarak hubiese aterrizado en el emirato de Sharjah _uno de los siete emiratos que componen la nación_ al norte de Dubai.

Sin embargo, no sería desacostumbrado que los Emiratos abriesen sus puertas a un ex líder con pocas opciones en su país, al igual que Arabia Saudí acogió al derrocado líder tunecino Zine El Abidine Ben Alí el mes pasado y a Idi Amin de Uganda en 1979.

La lista de exiliados en los Emiratos incluye al ex primer ministro tailandés Thaksin Shinawatra, la ya fallecida ex primera ministra paquistaní Benazir Bhutto y un jefe chechenio que fue asesinado.

Horas antes de renunciar, Mubarak y su familia huyeron de El Cairo rumbo a una mansión amurallada en el balneario de Sharm el-Sheij, junto al Mar Rojo. Se desconoce su próximo paradero. En su último mensaje a la nación el jueves, el mandatario de 82 años dijo: "moriré en suelo egipcio".

Sin embargo, en el mismo discurso había prometido permanecer en el cargo hasta las elecciones de septiembre. De pronto, la perspectiva de buscar refugio en el exterior pareció más probable y los Emiratos son la opción más mencionada en la prensa árabe.

"No sería sorpresa que Mubarak terminara en los Emiratos. Ellos han recibido a otros antes", dijo Theodore Karasik, un experto regional de seguridad en el Instituto de Análisis Militares para el Cercano Oriente y el Golfo, con sede en Dubai. "Los Emiratos fueron un amigo leal de Mubarak".

Sin embargo, una posible oferta a Mubarak implica riesgos a esta nación estrictamente controlada.

Podría arrojar luz sobre un país con dos caras: enormes ambiciones y riqueza en lugares como Dubai y Abu Dhabi, pero un sistema político prácticamente cerrado que no permite protestas públicas ni disensión.

También pesan las demandas de rastrear la fortuna de Mubarak. Toda investigación egipcia sobre las denuncias de malversación de fondos abriría un escrutinio sobre Dubai, cuyos mercados de propiedades otrora florecientes y su rica actividad bancaria internacional han sido foco de otras investigaciones por corrupción.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes