Con críticas a EU, Zelaya visita Washington

WASHINGTON (AP). El presidente Manuel Zelaya dijo hoy jueves que Estados Unidos no estaba haciendo lo suficiente para ayudar a países como Honduras a combatir el narcotráfico y aclaró que nunca propuso legalizar el consumo de drogas sino más bien una ley internacional para regular la campaña antinarcóticos.

Quería, dijo, que "desde los Estados Unidos hasta el Cabo de Hornos en Chile y las praderas argentinas haya una sola regla, y que esa regla sea respetada y debe salir de un consenso porque un solo país hace muy poco en forma aislada por mucho que haga en un problema que es continental".

"Nosotros no hemos propuesto legalización de las drogas", dijo en una rueda de prensa en la sede de la Organización de los Estados Americanos (OEA). "Hemos propuesto crear una legislación común para América para todo el proceso desde el consumo hasta la producción, tráfico y distribución de las drogas".

Sus declaraciones formuladas al iniciar una visita de dos días, contrastan con su afirmación el 13 de octubre en Tegucigalpa cuando dijo que era necesario "establecer mecanismos de legalidad en el consumo de estupefacientes químicos, sintéticos y naturales para enfrentar un problema que existe y que el mundo no desea reconocer".

"En vez de perseguir a los narcotraficantes, las sociedades deberían invertir esos recursos en educar a los enfermos por drogas a bajar su consumo y su vicio", dijo en esa ocasión en una reunión de jefes de organismos de lucha contra el narcotráfico en Latinoamérica y el Caribe.

Zelaya ha causado sorpresa en algunos miembros del Congreso no sólo con sus esporádicas críticas a Estados Unidos sino también con sus acercamientos al presidente venezolano Hugo Chávez, proponente de un movimiento socialista de gobierno, a la vez que mantiene relaciones de libre comercio con Estados Unidos y otros países.

El empresario agrícola, hijo de familia terrateniente en Honduras, apoya también el ALBA, la llamada Alternativa Bolivariana para los pueblos de América, una propuesta de Chávez para contrarrestar el ALCA, o Area de Libre Comercio de las Américas, promovida infructuosamente en lo que va de la década por el ahora ex presidente George W. Bush. Además de Honduras y Venezuela, son miembros del ALBA Bolivia, Ecuador, Cuba y Dominica.

Dijo que en sus contactos en Washington con los jefes de los departamentos de Seguridad Interior, Energía y Agricultura, tocará temas de esos campos además de otros relacionados al tráfico de drogas que estaba afectando a su país como punto de escala de la droga que sale de Sudamérica hacia Estados Unidos y otros mercados.

Adelantó que en su encuentro el viernes con la secretaria de Seguridad Interior Janet Napolitano, propondrá que el presidente Barack Obama le dé una mayor prioridad a la reforma de inmigración, debido a que el maltrato que recibían los inmigrantes en Estados Unidos, con arrestos o deportaciones forzosas, era "una violación de los derechos humanos".

Zelaya también criticó la política exterior de Estados Unidos afirmando que era "un país que ha promovido guerras en diferentes partes del mundo" y pidió a Obama que si adoptaba una política de paz fuera "congruente en la práctica y el discurso" y empezara por detener el tráfico de armas que se genera desde el mercado estadounidense hacia países como Honduras que tienen problemas de violencia.

"Somos víctimas de los grandes negocios de la droga que están en el norte y en el sur", dijo. "¿Cómo podemos parar nosotros ese mercado si el principal mercado está en el norte y la principal producción en el sur?"

Dijo que la ayuda que Estados Unidos proponía a través de la Iniciativa Mérida, de lucha contra el narcotráfico en México, Centroamérica, República Dominicana y Haití, era insuficiente. A través de la iniciativa, el Congreso asignó solo 50 millones de dólares para Centroamérica, o la décima parte de lo que se concedería a México.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes