Un detenido por intento de magnicidio contra Chávez

CARACAS (AP). Un mayor de la fuerza aérea quedó detenido el jueves señalado de "instigación a la rebelión", mientras otros cuatro oficiales eran interrogados por la justicia militar que los considera sospechosos de planear un magnicidio contra el presidente Hugo Chávez.

El fiscal general militar, general Ernesto José Cedeño, dijo a la televisora estatal que esa instancia procedió a detener al mayor de la fuerza aérea Helimenas José Labarca Soto.

Agregó que cuatro personas están rindiendo declaración en la Dirección de Inteligencia Militar (DIM) y que "otras ocho personas" podrían ser trasladadas en las próximas horas a ese organismo para interrogarlas.

Chávez anunció desde temprano que había ordenado investigar un supuesto plan para asesinarlo y poco después dijo que "ya tenemos varios detenidos", pero no aclaró si se trataba del grupo de oficiales que eran interrogados.

El ministro de Defensa, general Gustavo Rangel Briceño, en conferencia de prensa indicó que Labarca Soto fue declarado desertor tras el golpe que derrocó temporalmente a Chávez en 2002 pero sin dar detalles. En esa oportunidad numerosos oficiales que desacataron la orden de salir de los cuarteles para reprimir protestas antigubernamentales fueron expulsados de las fuerzas armadas.

Rangel Briceño dijo que en relación con el complot eran indagados el maestro técnico Joaquín Brito; el comandante de la base aérea de Maracay, teniente coronel de la aviación Ruperti Sánchez Cáceres; y un general de la Guardia Nacional al que identificó con los apellidos Barroso Herrera.

El programa de televisión oficialista La Hojilla emitió en la víspera una grabación de una conversación telefónica y atribuyó una de las voces a un general de la Guardia Nacional al que identificaba como Wilfredo Barroso Herrera, pero no estaba claro si es el mismo a quien el ministro de Defensa se refirió.

En la grabación, la voz atribuida a Barroso Herrera expresa: "aquí el objetivo es uno solo: vamos a tomar el Palacio de Miraflores (la sede del gobierno) ... el objetivo tiene que ser uno solo, es decir: todo el esfuerzo hacia donde está el señor (Chávez). Si está en Miraflores, hacia allá todo el esfuerzo".

El ministro indicó que "esperamos que asistan" a declarar próximamente el vicealmirante Carlos Millán, y un general de la Aviación retirado Eduardo Báez Torrealba, que también son considerados como sospechosos y cuyos nombres también fueron difundidos desde el miércoles en La Hojilla relacionándolos con la conspiración.

En medio de un acto Chávez lanzó una cadena de radio y televisión para difundir la grabación de una supuesta conversación telefónica donde se habla del complot y aunque no aportó pruebas responsabilizó a Estados Unidos de estar detrás de la conjura. "Ese es el imperialismo que está detrás", señaló.

También acusó al gobierno de George Bush de estar detrás de los disturbios ocurridos en Bolivia, y de los planes de conspiración del Paraguay.

"Si tuviéramos que crear un Vietnam, dos Vietnam, tres Vietnam aquí estamos dispuestos, pero no vamos a permitir que le vayan a quitar la esperanza a nuestros pueblos", acotó.

"Le hago un llamado a los militares bolivianos. Si a Evo (Morales, presidente de Bolivia) lo derrocaran, si a Evo lo mataran, créanlo golpistas de Bolivia que me estarían dando luz verde para apoyar cualquier movimiento armado en Bolivia", advirtió Chávez.

Horas después, Chávez anunció su decisión de expulsar el embajador de Estados Unidos en Venezuela Patrick Duddy, en solidaridad con una decisión similar adoptada por el presidente boliviano Evo Morales en la víspera.

"Tiene 72 horas el embajador para abandonar el territorio y mandé por nuestro embajador", dijo durante un acto partidista.

Chávez fustigó a los medios locales, algunos de ellos fuertes críticos al gobierno, y le advirtió a televisoras locales a que actúen "en el marco de la ley porque sino sus concesiones pueden ser revocadas".

El ministro de Comunicación, Andrés Izarra, acusó de forma directa a los "jerarcas de los grandes medios" de estar relacionados con los planes de conspiración.

El canciller Nicolás Maduro declaró a la televisora estatal que "seguramente al avanzar la investigación en los próximos días se conocerán de manera directa de que manera están involucrados los distintos órganos del gobierno de los Estados Unidos en este complot".

El ministro de Relaciones Interiores, Tarek El Aissami, denunció que en el complot están involucrados grupos económicos y el movimiento civil opositor 2D. El funcionario no mostró evidencias para sustentar sus afirmaciones.

La Asamblea Nacional acordó conformar una comisión para investigar el complot, informó la diputada oficialista Cilia Flores, presidenta del congreso.

Chávez explicó que las autoridades hace tiempo conocen que "están buscando cohetes tierra-aire, andan buscando equipos sofisticados para tratar de volar el avión presidencial, cuando uno vaya despegando o aterrizando. O bombardear el palacio (presidencial) con un avión y que deje caer unas bombas cuando uno esté durmiendo, descansando o trabajando".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes