Cuatro detenidos en España por captar mujeres en Colombia para prostituirlas

La Policía española detuvo a dos españoles y dos colombianas por captar mujeres en Colombia con la promesa de falsas ofertas de trabajo en España, ya que eran trasladadas a un club de alterne de la región de La Rioja (norte) y obligadas a ejercer la prostitución.

Según informó hoy la Policía, los detenidos son dos hombres de nacionalidad española de 53 y 36 años y dos mujeres colombianas de 56 y 43 años. Los tres primeros residían en La Rioja y la última en la ciudad de Burgos (norte).

A los detenidos se les imputan varios delitos por pertenencia a organización criminal, trata de seres humanos para la explotación sexual y otro contra los derechos de los extranjeros.

Las detenciones se efectuaron durante la primera semana de mayo pasado en Burgos y en las localidades riojanas de Uruñuela y Lardero.

La investigación se inició tras una llamada anónima en octubre de 2017, que informaba de que podría estar ejerciéndose la prostitución por mujeres extranjeras en situación irregular en España en una vivienda de Uruñuela.

Los agentes determinaron que varias personas se dedicaban a captar mujeres en Colombia con falsas promesas de trabajo en España por medio de una colaboradora, que les hacía firmar un contrato y les prestaba el dinero para los pasaportes y los billetes de avión, y acompañaba a las víctimas hasta el embarque en el aeropuerto.

Una vez en España, los miembros de la organización les retenían los pasaportes y las trasladaban hasta la vivienda de Uruñuela, donde modificaban las condiciones del viaje con pagos y gastos adicionales.

El objetivo era obligarlas a trabajar sin descanso hasta saldar la deuda del viaje, lo que generaba en ellas "un estado de indefensión y quiebra emocional", subrayó la Policía española.

Los propietarios del domicilio, una pareja formada por un español y una colombiana, regentaban el negocio y lideraban el grupo.

La otra mujer, también de origen colombiano y familiar de la primera, era la encargada del pago de los billetes de avión y gastos de viaje, mientras el otro varón se dedicaba a la seguridad y al control de las mujeres prostituidas, incluso con amenazas.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7