El ejército yemení mató a 500 insurgentes de Al Qaida desde finales de abril

El ejército yemení afirmó este jueves haber matado a 500 insurgentes de Al Qaida en la ofensiva lanzada a finales de abril en el sur del país.

"Quinientos miembros de Al Qaida murieron desde el comienzo, a finales de abril, de la ofensiva en las provincias de Chabwa y Abyan, 10 resultaron heridos y 39 fueron capturados", declaró en rueda de prensa el portavoz de las fuerzas armadas, coronel Saida al Faqih.

"Las bajas en el ejército ascienden a 40 muertos y 100 heridos", añadió en rueda de prensa organizada para informar sobre la operación lanzada el 29 de abril para expulsar a los combatientes de Al Qaida de sus bastiones en el sur.

El coronel Faqih añadió que el ejército continuará sus operaciones contra Al Qaida y los "perseguirá en sus refugios".

Según fuentes militares, el ejército logró destruir durante su ofensiva campamentos de entrenamiento de la red en el sur. Los combatientes de Al Qaida, que sobrevivieron a la ofensiva, realizaron un repliegue hacia zonas montañosas de difícil acceso.

El portavoz del ejército pidió a "todos los grupos armados de Yemen, como los huthis (rebeldes chiitas asentados en el norte del país), que entreguen inmediatamente sus armas a las autoridades".

"El ejército no se quedará con los brazos cruzados ante las agresiones cometidas por estos grupos en todas las partes de Yemen en las que están", aseguró.

También pidió a los países vecinos que "ayuden a Yemen en su guerra contra el terrorismo que -dijo- no tiene suficientes medios para acabar con una organización con ramificaciones internacionales como es Al Qaida".

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7