La estrella emergente de la política tailandesa afronta nueva acusación

La nueva estrella de la política tailandesa, Thanathorn Juangroongruangkit, que obtuvo unos sorprendentes resultados en las elecciones de marzo con su discurso contrario a la junta militar, se enfrenta a una nueva acusación que podría suponer su inhabilitación.

La Comisión Electoral anunció hoy en un comunicado que existen fundamentos para presentar una denuncia contra el joven político ante el tribunal Superior por vulnerar la ley que impide a los parlamentarios ser propietarios o accionistas de medios de comunicación.

Thanathorn, quien ya afronta otras acusaciones relacionadas con su actividad al frente del partido Anakot Mai (Nuevo Futuro), poseería unas 675.000 acciones de la compañía mediática V-Luck, según la versión del organismo electoral.

El político mantiene por su parte que había transferido todas las acciones en su nombre el 8 de enero, antes de que a final de ese mismo mes se anunciaran los comicios.

De ser encontrado culpable, Thanathorn podría ser invalidado durante un año para ejercer un cargo político y le cerraría así las puertas al asiento del Parlamento que obtuvo en las urnas.

La formación Anakot Mai , fundada el año pasado por este empresario de 40 años, fue la gran sorpresa de los comicios del 24 de marzo, los primeros tras el golpe de Estado de 2014, en los que obtuvo 6,3 millones de votos que, a falta de los resultados oficiales, les sitúa como tercera fuerza del Parlamento.

Antes y después de los sufragios, las autoridades han estrechado el cerco sobre la formación emergente con diversas acusaciones que ponen en peligro la supervivencia del partido, que podría llegar a ser disuelto.

Este viernes también se sabrá si la Oficina del Fiscal General acepta presentar cargos contra Thanathorn y otros dos fundadores de Anakot Mai por violar en un vídeo publicado en Facebook la ley de delitos informáticos.

El joven político además fue denunciado ante la Policía por la junta militar que le acusa de "incitar a la población al desorden y la desobediencia" y propiciar "actos de rebelión".

Los cargos (sedición, ayudar a escapar a un sospechoso y reunión ilegal de más de 5 personas) están vinculados con una manifestación estudiantil en 2015 y conllevan una pena máxima conjunta de hasta nueve años y medio de prisión.

Tras las elecciones, Anakot Mai se sumó a una coalición de partidos contrarios a la junta militar que asegura que dispone de los escaños suficientes para controlar el Parlamento.

La Comisión Electoral prevé publicar los resultados oficiales de las elecciones el 9 de mayo.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes