El expresidente rumano Iliescu, acusado de crímenes contra la humanidad

El expresidente rumano Ion Iliescu está acusado de "crímenes contra la humanidad" por los sangrientos días posteriores al levantamiento anticomunista de diciembre de 1989, anunció el martes en Bucarest la fiscalía del Tribunal Superior de Casación.

Estas acusaciones se centran en las medidas tomadas tras la caída del dictador comunista Nicolae Ceaucescu y de su mujer Elena, juzgados y ejecutados sumariamente el 25 de diciembre de 1989.

Para los investigadores, esas medidas, que en aquel momento se añadían a "la psicosis terrorista que había llegado a un paroxismo entre militares y civiles armados", provocaron muchas situaciones de "fuego fratricida".

Ion Iliescu "aceptó y ratificó medidas militares" algunas de ellas con el fin de manipular, según un comunicado de los fiscales.

En total, 1.104 personas murieron en Rumanía durante los acontecimientos de diciembre de 1989, 162 antes de la caída de Ceaucescu, que había ordenado la represión de manifestaciones, y 942 en los días posteriores, según un balance que, 28 años después, sigue siendo cuestionado.

Iliescu presidió Rumanía de 1989 a 1996 y de 2000 a 2004.

El político, de 88 años, afirma por su parte que "mantiene la cabeza alta frente al juicio de la Historia".

"Un levantamiento popular ha creado un vacío de poder. Gente de las zonas más diversas de la sociedad han intentado dar sentido al cambio", "ahora están acusados de atreverse a ello", escribió la semana pasada en su blog.

Este anuncio representa una nueva etapa en este proceso, archivado en 2015 pero reabierto en 2016 por decisión del Tribunal Superior de Casación.

Dos altos responsables del ejército también están acusados, agregó la fiscalía.

Yosif Rus, excomandante de la aviación militar, está acusado en relación con la muerte de 48 personas en el aeropuerto de Otopeni (cerca de Bucarest) el 23 de diciembre de 1989, cuando militares del ministerio de Defensa y Seguridad (policía de la política secreta) dispararon los unos contra los otros debido a la confusión.

Los fiscales pidieron a principios de abril luz verde al actual presidente rumano, Klaus Iohannis, para procesar a Iliescu y al ex primer ministro Petre Roman en otro apartado del "Dossier de la Revolución". Iohannis dio su aprobación la semana pasada.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7