Seis franceses condenados indultados por Chad

YAMENA (AFP) - Los seis franceses de la organización Arca de Zoé, así como su intermediario chadiano, condenados en diciembre pasado en Chad por tráfico de niños, fueron indultados este por el presidente chadiano Idris Deby Itno, informaron dos decretos oficiales.

"Se otorga el indulto a los seis franceses miembros del Arca de Zoé", indicó un primer decreto firmado por el presidente de Chad.

Los seis franceses están encarcelados en Francia, a donde fueron trasladados tras su condena para cumplir ocho años de prisión por haber intentado sacar de Chad de forma ilegal hacia Francia a 103 niños en octubre pasado.

El otro decreto presidencial se refiere al chadiano Mahamat Dagot, que había sido condenado a cuatro años de cárcel por "complicidad en el intento de secuestro de niños".

El último de los implicados condenados en este asunto, Suleiman Ibrahim Adam, un sudanés que actuó de intermediario, no fue indultado "porque no hizo esta demanda", declaró el ministro de Justicia chadiano, Albert Pahimi Padacké.

Interrogado por la AFP, el ministro señaló que notificará a los seis franceses el contenido de los decretos a través de la embajada francesa en Yamena. "Entonces Francia podrá liberarles", concluyó.

El Consejo Superior de la Magistratura de Chad dio el viernes su "visto bueno" a la petición de gracia.

Los seis franceses fueron detenidos el 25 de octubre en Abeché, principal ciudad del este de Chad, cuando trataban de embarcar a bordo de un Boeing-757 a 103 niños que presuntamente eran huérfanos de la región sudanesa de Darfur, implicada en una cruenta guerra civil.

El 26 de diciembre, el Tribunal Criminal de Yamena les condenó a ocho años de trabajos forzosos por "intento de secuestro de niños". Dos días más tarde fueron trasladados a Francia para que pudiesen cumplir las penas en cárceles francesas.

La única esperanza de una liberación rápida para los seis franceses era la concesión del indulto por parte del jefe del Estado chadiano.

Deby se mostró "dispuesto a perdonar" a los seis franceses poco después de que el ejército francés le ayudase, el 2 y 3 de febrero, a abortar un intento rebelde de derrocarlo.

El pasado 6 de marzo, tras recibir la petición de indulto, Idris Deby condicionó la medida de gracia a una "solución" financiera.

Los ocho condenados tuvieron que pagar "solidariamente" 6,3 millones de euros (casi 10 millones de dólares) a las familias de los 103 niños, un dinero que éstas aún no han recibido.

Este asunto ha dado pie a que algunos observadores hayan denunciado que la solución del conflicto era "una obra orquestada al más alto nivel por Yamena y París".

A pesar del indulto, los miembros del Arca de Zoé están todavía sometidos a una investigación por parte de la justicia francesa por "ejercicio ilegal de la actividad intermediaria en vistas a una adopción", "ayuda a estancia irregular de menores extranjeros en Francia" y "estafa".

En cuanto a los niños, a mediados de marzo pudieron volver el este de Chad con sus familias. Sólo seis de ellos permanecen en un orfanato de Abeché: cinco que realmente procedían de Darfur y un sexto que aún no pudo ser identificado.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes