El gobernador de Chihuahua inicia marcha contra la corrupción en México

La marcha contra la corrupción en México partió hoy de la fronteriza Ciudad Juárez encabezada por el gobernador de Chihuahua, Javier Corral, y la exigencia de detener al exgobernador del estado, César Duarte, por desviar fondos públicos.

El puente Córdova-Américas, cruce fronterizo entre México y Estados Unidos, marcó la salida de la Caravana y Marcha por la Dignidad de Chihuahua que en 16 días recorrerá diversos puntos del país hasta llegar a Ciudad de México el próximo 4 de febrero.

Acompañado por el alcalde de Ciudad Juárez, Alejandro Loaeza, funcionarios estatales, empresarios y miembros de organizaciones sociales, Corral caminó con la bandera mexicana en medio de gritos de apoyo como "¡No estás solo!" y "¡Bote a Duarte".

La caravana recorrerá ocho ciudades de Chihuahua, norte de México, para después visitar las principales ciudades de los estados de Durango, Coahuila, Nuevo León, Zacatecas, Aguascalientes, Guanajuato, Nayarit, Jalisco, Michoacán, Morelos para culminar en Ciudad de México.

En total, la caravana recorrerá unos 2.000 kilómetros y en Ciudad de México hará paradas en las sedes de la Procuraduría General de la República (PGR, Fiscalía), la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Corral, quien se espera acompañe de manera intermitente el recorrido de 16 días, convocó a esta protesta para buscar impulsar el "federalismo fiscal" y batallar contra la corrupción y la impunidad en el país.

Entre los objetivos de la Caravana está la extradición de César Duarte, actualmente prófugo y en paradero desconocido, y que la Secretaría de Hacienda entre a Chihuahua los recursos que asegura le corresponden.

Las organizaciones sociales que la respaldan esperan que durante el trayecto se sumen "todos aquellos que se sientan indignados y dolidos con la corrupción" pues esta caravana forma parte de la batalla por la democracia.

Corral, político del conservador Partido Acción Nacional (PAN), acusa al Gobierno federal de represalias económicas a su estado tras destaparse un supuesto desvío de dinero de Duarte en el que estaría implicado el Partido Revolucionario Institucional (PRI), del presidente Enrique Peña Nieto.

También acusa al PRI de proteger al exgobernador Duarte, hoy prófugo de la Justicia y supuestamente en Estados Unidos, acusado de malversación de fondos públicos y delitos electorales y que es buscado por la Interpol.

La PGR ha confirmado la presentación de tres solicitudes de extradición contra Duarte.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes