Una goleta, emblema de la libertad, une a EU y Cuba

WASHINGTON ( AP). Cuando la goleta negra navegue por un pequeño canal hacia el resguardado puerto habanero, sus mástiles ofrecerán un espectáculo poco usual: una bandera estadounidense ondeará junto a la cubana.

Amistad, así se llama la embarcación estadounidense que zarpará rumbo a las aguas territoriales de Cuba, como símbolo del oscuro pasado de esclavitud del siglo XIX y un gesto diplomático del presente.

La goleta, construida hace 10 años, es el velero oficial del estado de Connecticut y una réplica del barco cubano que se convirtió en emblema del movimiento abolicionista, tras salir de La Habana con un cargamento de esclavos africanos en 1839.

La visita de 10 días, por dos ciudades de Cuba, contrasta con las tensiones, viejas y nuevas, entre Washington y La Habana. Es una excepción al embargo que por 47 años Estados Unidos ha mantenido hacia la isla caribeña.

Para la propia goleta, el itinerario también implica cerrar un círculo, pues recorrerá de nuevo la antigua ruta del comercio de esclavos en el Atlántico, tocando puertos que recuerdan la cicatriz dejada por la esclavitud pero también celebran un legado cultural común.

Cuando ancle en el puerto de La Habana el 25 de marzo, el Amistad no sólo festejará su décimo aniversario, sino que también conmemorará el día en el que el Parlamento británico abolió el comercio de esclavos en 1807.

Gregory Belanger, el presidente de Amistad America Inc., la organización no gubernamental que es dueña y operadora del barco, entiende perfectamente el significado de un velero con las dos banderas anclado en puerto cubano.

" Sabemos muy bien de todos los asuntos en torno a las relaciones de Estados Unidos y Cuba", dijo Belanger. " Pero hacemos esto pensando que tenemos una historia única que une a las dos sociedades. Nos ofrece una oportunidad para ir más allá de los problemas contemporáneos".

Al republicano William Delahunt tampoco se le escapa el simbolismo del viaje. Por mucho tiempo este demócrata ha trabajado para reducir tensiones en las relaciones cubano-estadounidenses. Fue él quien le comunicó a funcionarios del departamento de Estado la propuesta del Amistad.

Otros barcos con las banderas de Estados Unidos y de Cuba han fondeado antes en La Habana, pero ninguno tan notorio como el Amistad. La Oficina del Tesoro para el Control de Bienes Extranjeros ha aprobado paradas en Cuba de estudiantes registrados en programas educativos, en los que navegan por seis meses. Asimismo, el departamento del Comercio ha autorizado que embarcaciones estadounidenses carguen productos de exportación, incluidos en las exenciones médicas y de agricultura de la reforma comercial del 2000.

" Es obvio que tenemos diferencias importantes, discrepancias", dijo Delahunt. " Pero en este caso en particular los dos gobiernos, aunque no trabajen juntos, están claramente conscientes del profundo significado que tiene esta conmemoración".

La historia del Amistad original, contada en una película de Steven Spielberg de 1997, empezó cuando el barco zarpó de La Habana en 1839. Los esclavos africanos que iban a bordo se rebelaron, tomaron control del navío y navegaron serpenteando la costa estadounidense hasta ser finalmente detenidos cerca de la costa de Long Island.

A partir de la rebelión, los cautivos se convirtieron en un símbolo de la causa abolicionista internacional. En 1841, dos años después, su destino se decidió cuando John Quincy Adams llevó el caso ante la Corte Suprema, la cual les otorgó la libertad.

Miguel Barnet, un etnógrafo cubano y escritor que ha estudiado la diáspora africana, considera que es muy apropiado que el nuevo Amistad pase por el lugar de origen de su antecesor.

En una entrevista desde Cuba, Barnet explicó que el horror del comercio de esclavos dejó un fuerte nexo, radicado en Africa, que no sólo existe entre Estados Unidos y Cuba sino entre todo el Caribe.

" Es por eso que esto es un homenaje a esos hombres y mujeres que dejaron algo precioso en nuestra cultura", señaló.

Desde el 2007, la nueva goleta ha cruzado el Atlántico y navegado por el Caribe. La embarcación ha sido parte del proyecto Ruta de la Esclavitud de la ONU y la UNESCO. Mediante el uso de un sistema tecnológico escondido en su coraza de madera y jarcias, la tripulación de marineros y estudiantes ha hecho transmisiones simultáneas a escuelas e, incluso, la Asamblea General de la ONU.

Pronto volverá a hacerlo pero, esta vez, será con estudiantes cubanos, desde La Habana.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes