Al menos un herido y 42 detenidos en nuevos disturbios en Lima contra peaje

Al menos un policía quedó herido y 42 personas fueron detenidas durante los disturbios que se registraron hoy en un nuevo bloqueo de la carretera Panamericana Norte a su paso por Lima para protestar contra un peaje recientemente instalado y el precio de sus tarifas, informó la Policía Nacional del Perú (PNP).

El número de heridos puede aumentar durante las próximas horas ya que existe una cantidad aún indeterminada de manifestantes lesionados por impactos de perdigones presuntamente disparados por los policías.

Entre los detenidos hay un hombre que portaba un arma de fuego que, de resultar ilegal, enfrentaría una pena de hasta ocho años de prisión, apuntó el ministro del Interior, Carlos Basombrío, durante una intervención en una comisión parlamentaria.

A la movilización, convocada en redes sociales por el colectivo "Jóvenes contra el peaje de Lima Norte", concurrieron 5.000 personas, y fue dispersada por la Policía cuando un grupo trató de llegar al peaje, cuyas garitas de cobro fueron incendiadas en otra multitudinaria y violenta marcha celebrada hace una semana.

El enfrentamiento se prolongó durante dos horas en las que se quemaron neumáticos y se lanzaron piedras en las zonas aledañas al peaje, situado en el municipio limeño de Puente Piedra, en el norte de la capital peruana.

Los manifestantes se habían concentrado desde primera hora de la mañana a aproximadamente seis kilómetros del peaje e intentaron caminar hasta la instalación, pero un despliegue de alrededor de 2.000 policías lo impidió al lanzarles gases lacrimógenos cuando les quedaban pocos metros.

Basombrío explicó al Canal N de televisión que el enfrentamiento comenzó después de que un cóctel molotov alcanzara a un policía y anunció que la situación está retornando a la normalidad paulatinamente, pero la Panamericana Norte continúa hasta ahora bloqueada por los manifestantes.

La marcha se realizó sin el permiso de la Oficina Nacional de Gobierno Interior (Onagi) y a pesar de que la Municipalidad Metropolitana de Lima (MML) anunció este miércoles que se suspenderá el cobro de peajes en el norte de Lima durante treinta días.

La concesionaria vial Rutas de Lima, propiedad del fondo de inversión canadiense Brookfield y de la constructora brasileña Odebrecht, indicó que durante ese período "explorarán" junto a la Municipalidad "alternativas con el objetivo de encontrar una solución sin afectar el equilibrio económico del contrato".

El peaje, situado cerca del río Chillón, fue instalado a aproximadamente un kilómetro de otro ya existente, y la tarifa de ambos subió a 5 soles (1,48 dólares), lo que provocó el rechazo de los vecinos.

Antes de los altercados, el alcalde de Puente Piedra, Milton Jiménez, aseguró que los vecinos de su distrito piden la retirada permanente del peaje y solicitó el embargo de los bienes de la concesionaria, controlada hasta junio por Odebrecht, inmersa en una investigación por corrupción en Perú.

La compañía brasileña admitió haber pagado 29 millones de dólares en sobornos a funcionarios peruanos entre 2005 y 2014, según se desprende del acuerdo firmado por la empresa con el Departamento de Justicia de Estados Unidos.

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes