Cuatro muertos y nueve heridos en balacera en popular plaza de mariachis de México

Hombres armados vestidos de mariachis asesinaron a balazos la noche del viernes a cuatro personas y dejaron heridas a nueve, incluido un extranjero, en la Plaza Garibaldi de Ciudad de México, donde se reúnen multitudes a escuchar música, informaron las autoridades este sabado.

"Hay cuatro personas fallecidas, entre ellas una mujer. Y nueve lesionados, entre éstos una mujer y hay un hombre de origen extranjero", señaló en una nota de prensa la fiscalía de Ciudad de México, que ya inició las primeras indagatorias.

El ataque fue lanzado poco antes de las 22H00 (03H00 GMT del sábado) por cinco individuos vestidos de mariachi. "Huyeron en tres motocicletas por las calles aledañas a la plaza", añade el reporte.

La fiscalía no ha precisado la identidad de las víctimas ni la nacionalidad del extranjero herido, ni si es residente en México o turista.

La Plaza Garibaldi se localiza en el centro de la capital y por la noche suelen acudir multitudes a escuchar música de mariachis o visitan los restaurantes y bares vecinos.

Garibaldi se ha convertido en uno de los sitios más populares para los turistas, tanto extranjeros como mexicanos de otros estados.

La plaza registra en estos días un mayor número de visitantes por las fiestas de Independencia, que los mexicanos celebran el 15 y 16 de septiembre.

Según el jefe de la policía, se trató de un ataque directo.

"Varias personas se encontraban conviviendo en este lugar y otros sujetos los atacaron de manera directa", dijo a la prensa la noche del sábado el secretario de Seguridad Pública de la capital, Raymundo Collins.

"La agresión fue con armas cortas y armas largas", detalla otro reporte policial.

En la plaza y sus alrededores se desplegaron varias patrullas, ambulancias y elementos de la policía. También llegaron ambulancias así como expertos forenses y policiales. En el sitio se han localizado unos 60 casquillos percutidos.

Portales de noticias difundieron videos de momentos posteriores al ataque, el cual al parecer pasó desapercibido o no causó mayor impacto entre la gente.

En las imágenes se observa a personas en la plaza y se escucha la música del mariachi mientras en la zona del ataque se encontraban policías, expertos forenses vestidos de blanco y la cinta amarilla con la que se delimita el sitio del crimen.

La llegada del secretario Collins a Garibali fue captada por las cámaras de televisión y su voz no se escucha por la música y la bulla que caracteriza a esta popular plaza, donde grupos de mariachis ofrecen sus servicios en el sitio o para ser llevados a distintos eventos durante toda la noche.

Las autoridades no han precisado el posible móvil del ataque en pleno centro de la capital mexicana, que hasta hace poco había permanecido al margen de este tipo de hechos violentos que se registran en otras zonas del país golpeadas por el crimen organizado.

Ataques semejantes, que en la mayoría de los casos están ligados a ajustes de cuentas de grupos criminales, se han multiplicando en la capital, aunque la mayoría ocurren en zonas de la periferia o dónde actúan las bandas de delincuentes.

La Plaza Garibali se localiza cerca del barrio de Tepito, donde actúa un cártel que es considerado la mayor organización criminal de la capital pero cuyo presunto líder fue detenido en agosto pasado por fuerzas federales.

Según expertos en seguridad, este cártel, llamado Unión Tepito, opera en sociedad con grandes grupos del narcotráfico, como el Jalisco Nueva Generación, para distribuir drogas en la zona metropolitana.

La violencia ligada al crimen organizado en México deja más de 200.000 muertes violentas desde diciembre de 2006, cuando el gobierno federal lanzó un polémico operativo antidrogas, según cifras oficiales que no precisan cuántos casos estarían ligados a hechos criminales.

sem/rsr

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes