Cinco heridos por protestas en caso de estafa en Colombia

BOGOTA (AP). Al menos cinco personas resultaron levemente heridas y seis fueron detenidas en desórdenes callejeros, con la quema de oficinas, en una pequeña localidad en protestas por el colapso de una empresa ilegal recaudadora de dinero, informaron hoy martes las autoridades.

Los desórdenes se presentaron la noche del lunes y esta madrugada en el municipio La Hormiga, en el departamento de Putumayo y a unos 500 kilómetros al suroeste de Bogotá.

La trifulca se desató cuando unas 300 personas se abalanzaron sobre la casa de uno de los administradores de DRFE, una de esas empresas ilegales, saquearon la residencia e intentaron quemarla, explicó en diálogo telefónico el alcalde de La Hormiga, Leandro Romo.

El administrador, identificado como Flover Edmundo Mesa, no estaba en su casa al momento de los desórdenes, dijo el alcalde en entrevista telefónica.

Los manifestantes siguieron su recorrido hacia la oficina de la empresa DRFE y la quemaron. También incendiaron la sede de un juzgado y de la Fiscalía, que están ubicados en las cercanías, dijo el funcionario.

Pidió refuerzos policiales porque el municipio, de 46,000 habitantes--19,000 de ellos en el casco urbano-- apenas contaba con 35 agentes. La zona es una de las principales de cultivos ilícitos como los de coca, materia prima de la cocaína, en el sur colombiano.

El alcalde dijo que los manifestantes fueron a la casa del administrador porque querían la devolución de sus fondos, pero que desconoce la cuantía, tanto del dinero captado en la localidad por la empresa, como lo perdido por sus clientes, al menos 14,000 en La Hormiga, según el funcionario.

"Para ellos la única esperanza de que le devolvieran los dineros era el señor Flover", indicó el alcalde, asegurando que el funcionario abandonó el lunes la población porque no tiene órdenes judiciales en su contra y que desconocía su paradero.

La Hormiga era una de las localidades del Putumayo donde funcionaban oficinas de empresas ilegales recaudadoras de dinero, conocidas aquí como "pirámides", que conquistaban a clientes ofreciendo, por ejemplo, el pago de intereses superiores al 100% al mes.

En La Hormiga la principal de esas empresas era la DRFE, que colapsó en todo el país a mediados de noviembre ante versiones de que su propietario, Carlos Alfredo Suárez, había salido del país y no pagaría a sus clientes. Se desconoce el paradero de Suárez, quien tiene una orden de captura.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes