Un gran incendio dividido en dos avanza en el centro de Portugal

Un gran incendio que afecta a la cuenca del río Tajo en el centro de Portugal cruzó durante las últimas horas el río Tajo y continúa activo y dividido en dos frentes, que están separados por más de 20 kilómetros.

Este gran incendio se desató la tarde del pasado 16 de agosto y desde entonces arrasó miles de hectáreas en los distritos lusos de Santarem y Portalegre, sobre todo en las comarcas de Gavião y Mação.

Según la Autoridad Nacional de Protección Civil (ANPC) lusa, para la extinción de los dos incendios hay desplegados 1.350 bomberos, 400 vehículos terrestres y 12 medios aéreos.

España colabora en la extinción de los fuegos con cuatro aviones, 27 vehículos terrestres, un escuadrón de la Unidad Militar de Emergencias BIEM V de León y cuadrillas del Gobierno de Extremadura.

La portavoz de la ANPC, Patricia Gaspar, confirmó hoy a Efe que desde el pasado 11 de agosto fueron contabilizados un centenar de heridos, tanto bomberos como civiles, y siete de ellos se encuentran en estado grave.

También aseguró que en las últimas horas fueron desalojadas algunas aldeas por las proximidad de las llamas en la zona de Cadafaz, lugar donde las llamas cruzaron el río Tajo.

Desde ayer a las dos de la tarde y hasta que finalice la jornada del próximo lunes, el Gobierno de Portugal tiene decretado estado de calamidad preventivo para atajar la oleada de incendios forestales, que en este 2017 calcinaron más de 141.000 hectáreas y pueden agravarse en los próximos días.

En el día de hoy, el primer ministro luso, António Costa, hizo un llamamiento a toda la población y aseguró que "todos, en el fondo, somos bomberos".

Pidió un uso responsable de la maquinaria agrícola, que no se fume en zonas forestales y recordó, con motivo del estado de calamidad, que está prohibido el uso de cualquier artefacto pirotécnico.

Hasta el lunes, el Gobierno portugués movilizará de forma extraordinaria decenas de equipos de refuerzo de las Fuerzas Armadas, la Guardia Nacional Republicana, la Policía de Seguridad Pública y de la Liga de los Bomberos Voluntarios para prevenir y disuadir los incendios.

Además, en ese tiempo están operativos dos aviones especiales de vigilancia nocturna y diurna que podrán detectar movimientos extraños en las zonas forestales.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7