Unos 1,820 inmigrantes se han ahogado en el Mediterráneo

ROMA (AFP). Unos 1.820 inmigrantes, la mayoría provenientes de Africa, se ahogaron en el Mediterráneo en los primeros seis meses del 2011, según estimaciones divulgadas este jueves en Roma por la comunidad católica San Egidio.

La entidad, que aporta asistencia a los inmigrantes tanto legales como ilegales en Italia, organizó una vigilia de oración como homenaje a esos muertos, que fallecieron mientras intentaban cumplir el sueño de cambiar de vida.

La celebración, presidida por monseñor Antonio Maria Veglio, presidente del Consejo Pontificio para los Migrantes, quiere sacudir las conciencias de los europeos y en particular de los italianos para que sean más solidarios.

El acto, llamado "Morir de esperanza", conmemora a los cientos de inmigrantes, la mayoría jóvenes y varones, que se ahogaron durante el naufragio de las barcazas en las que intentaban entrar al viejo continente.

Decenas de miles de inmigrantes y refugiados africanos llegaron en lo que va de año a la isla italiana de Lampedusa, procedentes principalmente de Túnez y Libia, escapando de la inestabilidad en el norte de Africa.

Según cifras del Ministerio del Interior italiano, 42.000 inmigrantes provenientes de Africa desembarcaron este año en Italia, de los cuales 18.374 de Libia.

La mayoría de los fallecidos, 1.633, se dirigía a la isla italiana de Lampedusa, en el archipiélago de las Pelagias, en el mar Mediterráneo y ubicada a 205 km de la isla de Sicilia y a 113 km de Túnez, según los cálculos de San Egidio.

Buena parte de los inmigrantes, sobre todo aquellos de Somalia, Eritrea y Etiopía, huyen de la guerra en sus propios países o del conflicto en Libia, en donde trabajaban o vivían en campos para refugiados.

Las condiciones de la travesía suelen ser terribles, ya que viajan en barcazas, viejas, llenas de gente, guiadas por traficantes de seres humanos sin escrúpulos, que los abandonan frente a las costas europeas.

Según San Egidio, el número de muertos real es mucho más alto, ya que algunas embarcaciones se hundieron sin que hubiera testigos.

"La muerte de una sola persona en esas condiciones (...) representa una derrota para todos y no se puede ser indiferente ante ello", declaró monseñor Veglio.

Varios movimientos políticos europeos, entre ellos el italiano Liga Norte, protestan contra la presencia de tantos inmigrantes en Europa y presionan para que se adopten medidas severas contra ese fenómeno.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes