El inundado y empapado sudeste de EU espera más lluvias

GENEVA, Alabama, EU (AP). Los residentes del sudeste estadounidense encaran más tormentas hoy miércoles al mismo tiempo que intentan achicar el agua caída el fin de semana que inundó centenares de hogares, causó desprendimiento en las carreteras y obligó a las autoridades a decretar numerosas evacuaciones.

El Servicio Nacional Meteorológico pronosticó para el hoy y jueves más tormentas en toda la zona y algunas áreas podrían recibir hasta 31 centímetros (12 pulgadas) antes de concluir la semana.

Las tormentas de mayor intensidad cayeron la madrugada del miércoles en el norte de la Florida, alejándose del sur de Alabama, donde los ríos han experimentado importantes crecidas.

Por lo menos 10 distritos escolares en el sur de Georgia cerraron el miércoles por temor a las carreteras inundadas y algunas escuelas en el sur de Alabama abrieron con varias horas de retraso.

En el sur de Misisipí, los residentes continuaron las tareas de limpieza tras los tornados e inundaciones de la semana pasada, pero las autoridades de urgencias advirtieron que podrían producirse nuevas tormentas, que incrementarían los ya crecidos caudales de los ríos.

En el sur de Alabama, cuadrillas de voluntarios de la cárcel del condado de Houston llenaron más de 2,500 sacos terreros para que los residentes los colocaran ante la entrada de sus viviendas a fin de evitar las inundaciones.

Las escuelas permanecieron cerradas en un condado de Misisipí y más de una docena de residentes tuvieron que alojarse en un motel de Alabama. La situación podría empeorar.

En los últimos días, algunas zonas del sudeste de Estados Unidos han recibido de 12 a 29 centímetros (5 a 11 pulgadas) de precipitaciones pluviales y algunas áreas aisladas casi 39 centímetros (17 pulgadas).

Por lo menos 30 personas tuvieron que ser evacuadas el fin de semana en el condado de Houston, en Alabama. La directora regional de la Cruz Roja, Susan Holmes, dijo que el martes 14 residentes continuaban alojados en moteles.

Por otra parte, en el norte de Estados Unidos, las crecidas han descendido por debajo de los parapetos levantados con sacos terreros en Dakota del Norte, especialmente en Fargo, dando pie al optimismo de que podría haber pasado el máximo caudal del río Red, para alivio de los residentes.

A primeras horas del miércoles, el caudal del río había descendido a 11 metros (37 pies) por encima de su nivel habitual. Los diques permanentes levantados contra las inundaciones tuvieron que ser reforzados por otros 1,5 metros (5 pies) de altura de sacos terreros.

"El panorama debería darnos un respiro", comentó el alcalde de Fargo, Dennis Walaker, al contemplar la merma de las aguas.

Las autoridades municipales indicaron a los negocios y empresas situados en las zonas afectadas que podrían reanudar sus actividades desde hoy miércoles por la mañana.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes