Los islámicos ganan en Marruecos; les benefició primavera árabe

RABAT (AP). El dominio logrado por los islámicos en las elecciones legislativas de Marruecos, según los resultados preliminares, parece ser otro indicio de que los partidos de inspiración religiosa han sido los más beneficiados con la nueva apertura generada por la primavera árabe.

El islámico Partido Justicia y Desarrollo dominó los comicios basado en una buena organización, ser considerado una fuerza nueva y no ser una amenaza para la monarquía marroquí.

Al obtener 80 escaños de los 282 en los comicios del viernes, en el recuento efectuado hasta el domingo pero no concluido, el partido tiene asegurado que el rey Mohammed VI debe elegir al nuevo primer ministro entre las filas de esa entidad islámica para que forme un nuevo gobierno.

Es la primera vez que el PJD _según sus iniciales en francés, formará parte del gobierno y su situación de fuerza nueva podría ser lo que necesita Marruecos, aquejado de protestas prodemocráticas.

Aunque no ocasionó la caída del gobierno, esta nación norteafricana de 32 millones de habitantes, situada al otro lado del Estrecho de Gibraltar y frente a España, ha sido barrida por una ola de agitación callejera tras la revolución en Túnez. Miles de personas ocuparon la calles de Rabat y otras ciudades importantes exigiendo cambios políticos, más libertad y menos corrupción.

El rey respondió modificando la constitución para darle más poderes al próximo parlamento y al nuevo primer ministro, además de adelantar las elecciones generales.

Empero, hubo un sólido movimiento para boicotear, en los que solamente votó el viernes el 45% de los habilitados y muchos de los que acudieron a los centros de votación votaron en blanco o tacharon el nombre de todos los candidatos en protesta por el sistema.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes