Las tropas kurdas se retiran en Irak tras perder Kirkuk

Las fuerzas curdas perdieron el martes más territorio en Irak, un día después de que tropas iraquíes les expulsaran de la disputada ciudad petrolera de Kirkuk.

Mientras tanto, miles de civiles volvían a Kirkuk conduciendo por una autopista al este de la ciudad. Las fuerzas kurdas habían construido una barricada de tierra en la carretera reforzada con vehículos blindados, pero permitieron que los civiles regresaran a la ciudad.

En muchos de los autos se veían niños y objetos apilados hasta llenar los vehículos.

Las fuerzas iraquíes recuperaron Kirkuk apenas dos semanas después de luchar junto a los combatientes kurdos para neutralizar al grupo extremista Estado Islámico en Irak, su enemigo común.

Mientras residentes árabes y turcomanos celebraban el lunes por la noche el cambio de poder, miles de residentes kurdos, temerosos del gobierno federal y de las milicias chiíes, abarrotaron las carreteras camino de Irbil, la capital de la región autónoma kurda en el norte de Irak.

El martes estaban de regreso.

Cuando las fuerzas armadas iraquíes se desmoronaron ante el avance del grupo extremista Estado Islámico en 2014, las fuerzas kurdas entraron en Kirkuk para asegurar la ciudad y los pozos petrolíferos circundantes, a pesar de que estaba 32 kilómetros (20 millas) al otro lado de los límites de la región autónoma kurda.

Desde entonces, Bagdad ha insistido en que Kirkuk y su provincia se devolvieran al gobierno central, pero la tensión subió cuando las autoridades kurdas ampliaron los términos de su referendo el mes pasado para incluir a Kirkuk. El gobierno central iraquí lo vio como expansionismo kurdo.

En la ciudad de más de un millón de habitantes viven árabes, kurdos y turcomanos, así como cristianos y musulmanes suníes y chiíes.

En localidad de Sinjar, los kurdos se retiraron antes del amanecer del martes para permitir la entrada en la localidad de milicianos de liderazgo chií, que están combatiendo junto con las fuerzas iraquíes, explicó el comandante de la milicia yazidí local Masloum Shingali.

No se produjeron combates y las fuerzas kurdas “se marcharon de inmediato, no querían pelear”, dijo Shingali.

Las Fuerzas de Movilización Popular, una coalición de milicias de mayoría chií, está asegurando Sinjar, indicó el alcalde de la ciudad, Mahma Khalil.

Tropas iraquíes forzaron el lunes la salida de los kurdos, sus aliados en la batalla contra el grupo extremista Estado Islámico. Las fuerzas iraquíes tomaron campos petrolíferos y otras instalaciones, en medio de crecientes tensiones por el referéndum de independencia celebrado el mes pasado en la región autónoma kurda de Irak.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7